El Amorebieta saca un punto pese al protagonismo de García Verdura

El colegiado volvió a desquiciar a los azules con sus decisiones, pero el gol de Guru y las paradas de Marino sellaron el empate con el Tenerife
Óscar Gil y Elady disputando un balón / SD AMOREBIETA

El Amorebieta saca un punto frente al Tenerife en un duelo que tuvo de todo. Se adelantaron los azules por medio de Guruzeta tras un regalo del cuadro tinerfeño. Los visitantes empataron desde el punto de penalti con el gol de Gallego. Unai Marino se erigió como héroe con intervenciones de mucho mérito que salvaron a los suyos. El colegiado García Verdura volvió a indignar al Amorebieta con sus decisiones, como ya lo hiciera en el encuentro del Heliodoro.

Vélez de Mendizabal optó por cuatro cambios con respecto a la alineación de circunstancias que dispuso en Burgos. Lozano y Luengo volvieron a la zaga tras superar la COVID-19. A falta de carrileros izquierdos puros por las bajas del capitán Seguín y Ozkoidi, Zarrabeitia actuó a pierna cambiada tras su buena actuación en El Plantío. En medio, tan solo un cambio, con la entrada de Olaetxea, que volvía tras cumplir sanción. Arriba, el técnico gasteiztarra confió nuevamente en sus dos máximos goleadores, Obieta y Guruzeta.

Otra vez García Verdura

Empezó el encuentro algo frío también acompañado por la sensación térmica de Lezama. Sin embargo, con el paso de los minutos los equipos se fueron desperezando y atreviendo más en ataque. Al cuarto de hora, el Amore aprovechó un regalo monumental de la defensa tinerfeña. Aitor Sanz y Juan Soriano se vistieron de Reyes Magos con dos despejes defectuosos, para que Guruzeta rematara a placer a puerta vacía. Apenas diez minutos duraría la alegría. Al filo de la media hora, García Verdura señaló penalti a favor del Tenerife tras revisión en el VAR por mano de Larrazabal. Jugada controvertida que encendió a la grada y al propio cuadro de Vélez, que terminó viendo la amarilla al igual que el carrilero bilbaino autor del penalti, que pudo haber recibido una falta en la polémica acción. Marino se luciría unos minutos después, con una intervención de mucho mérito ante el disparo de Mollejo.

Héroe Marino

El segundo acto arrancó con dominio chicharrero. A los diez minutos de la reanudación, Marino realizaba una de las paradas de la jornada y, probablemente, de la temporada. La internada de Mollejo por banda diestra ponía un balón con veneno en el área pequeña, y el despeje de Gil terminó golpeando en el pecho de Bermejo. La reacción de reflejos del guardameta ondarrutarra salvó el tanto visitante. El encuentro siguió con alternativas para ambos cuadros. Las sustituciones azules surtieron efecto y en los minutos finales, el Amorebieta se acercó al triunfo, acechando con asiduidad la portería de Juan Soriano. Un activo Unzueta creó varios problemas a la defensa chicharrera. En un gran desborde sobre Aitor Sanz, el capitán de los visitantes cometió una falta que bien le pudo costar la segunda amarilla. Le perdonó García Verdura, ante las incesables protestas del público. Finalmente, y a pesar del arreón de los azules, un punto que a falta del resto de jornada, recorta un punto con la salvación.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular