La transformación de la Ría de Bilbao: «Un espacio para el disfrute y la movilidad sostenible»

Un proyecto que renovará el tramo entre Altzaga y Lamiako con un paseo peatonal junto a la orilla y un bidegorri de gran capacidad
Imagen del recorrido de la Ría que se transformará con las obras / Bizkaia.eus

La Ría de Bilbao sufrirá una importante cambio en su fachada en el tramo entre Altzaga y Lamiako. Esta semana se ha aprobado el proyecto constructivo y se licitarán los trabajos de construcción, que comenzarán en la próxima primavera. El presupuesto de licitación es de 9,9 millones de euros y el plazo para ejecutar las obras, de 16 meses, por lo que se prevé que esté finalizado en 2025. El diputado foral de Infraestructuras y Desarrollo Territorial, Imanol Pradales, destaca que «el bulevar transformará completamente la fachada de la Ría, convirtiendo la antigua carretera en un espacio para el disfrute de la ciudadanía y para la movilidad sostenible».

No es el único tramo que se transformará. En las próximas semanas se licitará el tramo entre Altzaga y Elorrieta así como el puente móvil entre Erandio y Barakaldo, dado que en ambos casos se está finalizando la redacción de los proyectos constructivos. Se pretende que el Bulevar de la Ría conecte las sendas peatonales y ciclistas ya existentes en Getxo y en Bilbao en un trazado de 6,5 kilómetros de longitud que discurre por la actual carretera BI-711. Así mismo, estará conectado con la margen izquierda a través del puente para ciclistas y peatones que unirá Erandio y Barakaldo. De este modo, ambas infraestructuras facilitan el uso de la bicicleta para los desplazamientos diarios en el entorno metropolitano.

Paseo peatonal y bidegorri

El Bulevar dispondrá en todo su recorrido de una sección de tres metros de paseo peatonal que discurrirá por la banda más cercana a la Ría, y junto a ella un bidegorri de doble sentido y cuatro metros de anchura. El espacio de la calzada para el tráfico motorizado calmado será de 6,8 metros. Asimismo, se regularizará la acera interior, del lado de las fachadas, posibilitando un ancho mínimo de tres metros. El Bulevar pierde el contacto con la orilla de la ría al discurrir junto a las parcelas que ocupan Astilleros de Murueta y Navacel. En el tramo que discurre junto a Astilleros de Murueta, de unos 200 metros de longitud, se instalará un vallado vegetal con fotografías históricas que expliquen las diferentes actividades portuarias que se han desarrollado en la zona a lo largo de la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Radio Popular