Pasar desapercibido ante los humanos como ventaja evolutiva: El caso de los elefantes africanos

Juan Ignacio Pérez nos explica por qué los elefantes están perdiendo rápidamente los colmillos

Podcast Ciencia y salud

Pasar desapercibido ante los humanos como ventaja evolutiva: El caso de los elefantes africanos

Elefante comiendo / Filip Olsok en Pexels

Esta mañana hemos hablado con Juan Ignacio Pérez, Catedrático de Fisiología, Coordinador de la Cátedra de Cultura científica de la UPV/EHU, sobre evolución. En concreto, sobre el proceso evolutivo que están sufriendo los elefantes africanos nacidos sin colmillos, una circunstancia que se ha convertido en una ventaja evolutiva. Al parecer, aquellos elefantes que nacen con colmillos pequeños, e incluso sin ellos, no están siendo cazados por cazadores furtivos. Es una mutación fruto de una mutación azarosa como tantas otras, pero se convierte en este caso en una ventaja de cara a no ser cazados.

Por esta razón, estos elefantes tienen más posibilidades de procrear y dejar descendencia. Especialmente si se comparan con aquellos ejemplares de elefantes con grandes colmillos, objetivo predilecto de la caza furtiva.

Proceso acelerado

Para Juan Ignacio Pérez, es un proceso muy rápido, de unas pocas décadas, cuando estamos acostumbrados a que estos cambios evolutivos lleven mucho más tiempo. Además, nos ha explicado por qué se está viendo en distintas áreas del continente africano, y también por qué pasa más entre las hembras.

Cangrejos samurais

No es la primera vez que ocurre un proceso similar. Y es que ya se conoce un desarrollo muy curioso de los cangrejos samurái. Son una especie nativa del Mar de Japón única en el planeta. A diferencia de otros animales parecidos, son venerados por quienes les cazan, debido a una condición que, a los ojos de la cultura popular los hace especiales, su cara. La mayoría de estos cangrejos presenta un patrón en su coraza que da forma a una figura familiar para los pobladores, el rostro de un guerrero samurái. Se trata de un guerrero que ejerció a principios del siglo XII.

Esta pareidolia (la capacidad de interpretar formas aleatorias como patrones, especialmente caras) se explica desde el folklore japonés a partir de la historia de los Heike, el clan que dominó Japón durante 350 años. Los cazadores y pescadores ven esa cara y no la cazan. Así, los cangrejos con esa forma, terminan procreando más que el resto.

 

 

 

Si te gusta EgunOn Magazine, suscríbete en nuestros canales de podcast:

Y sigue a Radio Popular en las redes sociales:

  • Sigue todas las noticias de Bilbao y Bizkaia en nuestro Facebook
  • Conoce la radio desde dentro en nuestro Instagram
  • Los titulares y los bacalaos del Athletic al minuto en Twitter
  • Revive los mejores bacalaos en YouTube
  • Recibe las actualizaciones de nuestra programación y nuestras noticias en nuestro canal de Telegram
  • Síguenos en Twitch

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Radio Popular