Bizkaia

El sindicato ELA exige un convenio digno para las autoescuelas de Bizkaia

josu-erkoreka-en-radio-popular-de-bilbao-herri-irratia

A lo largo del mes de octubre del año pasado, cuando a instancias de la representación de los y las trabajadoras se compuso la mesa de negociación, el sindicato ELA llevó a cabo nueve reuniones de mesa hasta el mes de mayo. Durante el transcurso de estas reuniones, percibieron la falta de propuestas y contenidos por parte de la patronal en los aspectos fundamentales planteados por las trabajadoras para la renovación del convenio.

Ante esta falta de contenidos decidieron iniciar las movilizaciones y huelgas. Tras los dos primeros días de junio, 8 y 10, al no recibir ninguna propuesta por parte de la patronal, el sindicato convocó otros 3 días más de huelga para los días 14, 23 y 26 de julio.

Antes de ayer la patronal les convocó a una reunión de negociación para el 28 de julio, fecha posterior a los dos días de huelga que ya tenían citados para el 23 y 26 de julio. A pesar de que  ELA solicitó que les hiciesen llegar una propuesta que pudiesen valorar con anterioridad al próximo día de inactividad del 23 de julio, en estos momentos siguen sin ninguna.

Miren Zubizarreta: Portavoz del sindicato ELA

Las plantilla del sector lleva once años sin renovar el Convenio y sus principales demandas son:

Establecer unas tablas salariales para la regularización de los salarios y la recuperación del poder adquisitivo. Prácticamente la mayoría de las autoescuelas combinan, en el caso del personal docente, salarios oficiales según convenio con cantidades que se abonan de manera irregular. En el caso del personal no docente, principalmente administrativo y en mayor medida mujeres, apenas llega a los 1000 € brutos anuales.

Reducir  la jornada laboral para el colectivo no docente, para así acabar con la brecha de genero existente. El objetivo es avanzar hacia  la equiparación respecto al personal docente de cara a las 35 horas/semanales.

Racionalizar los  horarios, en un sector en el que se pueden prolongar más de las 21.00 horas de la noche, con jornadas diarias de hasta 11 horas y que incluye trabajar los sábados.

Adoptar medidas como la jubilación parcial, que permitan el rejuvenecimiento de la plantilla en un sector donde la edad puede ser un factor de riesgo.