Aburto anuncia que Bilbao «ya se ha puesto en pie»

El alcalde vaticina en el pleno extraordinario de esta mañana que la villa ya inicia su recuperación y que tendrá en 2022 cifras de empleo prepandemia
Plano extraordinario del Ayuntamiento de Bilbao / Ayuntamiento de Bilbao. (bilbao.eus)

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha ofrecido hoy a los grupos de la oposición «liderazgo, estabilidad y colaboración» para afrontar «los retos de futuro y los de presente». Porque «sumar es multiplicar en una ciudad como Bilbao«, que «ya se ha puesto en pie», empieza su recuperación y volverá en 2022 a las cifras de empleo de antes de la pandemia de la Covid-19.

En su intervención en el pleno extraordinario de este martes sobre el Estado de la ciudad, Aburto ha resumido la actuación del Ayuntamiento de Bilbao en el ecuador de su mandato. Ha sido un mandato  marcado por la pandemia de la Covid-19, y ha destacado que el Consistorio bilbaíno «no ha parado su actividad» y, «a pesar de tantas adversidades, no hemos dejado de trabajar, de actuar, de ejecutar proyectos y de crear otros nuevos».

En ese sentido, ha dado a conocer que del ‘Plan de Mandato’ que se propusieron los dos partidos que conforman el gobierno municipal, PNV y PSE-EE, que incluía 100 acciones, ya se ha superado el 52% de ejecución, «y vamos a seguir esforzándonos por alcanzar el 100%». «Incluso ya tenemos muchas actuaciones, incluido los Planes Bilbao Aurrera, que se pueden sumar a nuestro compromiso con los bilbaínos», ha adelantado.

Tras repasar la actividad más representativa realizada en estos dos años, como ejemplo de «una gestión viva, continua y proporcionada a lo largo de toda la ciudad, sus barrios, y con las personas en el centro de la misma», Aburto ha destacado que en 2020 y 2021 el Ayuntamiento ha contado con los presupuestos «más elevados de su historia» para «hacer frente a lo urgente, pero también para sembrar las bases de nuevos proyectos, con cuentas saneadas, con rigor, midiendo cada euro y reservando partidas para medidas excepcionales».

Aburto ha apostado por «seguir el mismo camino» para el próximo ejercicio, con el objetivo de poner Bilbao «en los niveles que estábamos antes de la pandemia». Para ello, ha dicho que cuenta con todos los grupos municipales, «con la capacidad de dialogar y negociar porque tenemos mucho en juego».

En materia fiscal, ha avanzado que buscan «equilibrar la presión fiscal con las medidas de apoyo a la actividad económica», mientras que en relación al empleo, que «nos preocupa y mucho», su objetivo es llegar, «entre este ejercicio y el próximo, a situarnos de nuevo en las cifras pre-pandemia y de ahí volver a la senda del crecimiento». Además, Aburto quiere que Bilbao siga siendo «la ciudad del comercio» y, en materia de turismo, lograr, «con estrategias conjuntas con la Diputación Foral de Bizkaia, que vengan los visitantes y se queden más tiempo con nosotros».

«Día a día, a pesar de la pandemia y sus condicionantes, en Bilbao no hemos parado y no vamos a parar. En Bilbao seguimos fortaleciendo los cimientos de una ciudad mejor y más preparada», ha manifestado, para asegurar que Bilbao «empieza a recobrar su fuerza» y, aunque «no será rápido el proceso, va a ser imparable». «Bilbao ya se ha puesto en pie y ahora empieza nuestra recuperación», ha reiterado.

Aburto ha diferenciado tres momentos de sus dos años de mandato: un inicio en 2019 con «óptimas previsiones», un 2020 con «una pandemia sanitaria acechando que nos trajo momentos de crisis e incertidumbre y a la que hemos hecho frente con medidas de choque», y un 2021 en que «trabajamos ya en la recuperación económica y social de la Villa, con la mirada puesta en el futuro».

El alcalde ha advertido de que «nos jugamos mucho, el porvenir de nuestra ciudad y de nuestra gente, para lo que deberemos seguir dando pasos, con mucha prudencia, pero con firmeza y seguridad».

Aburto ha dicho que no se debe olvidar, en ningún momento, que el virus «sigue aún entre nosotros y nosotras», pero, según ha destacado, «ahora tenemos ya las vacunas, conocimiento y experiencia».

Tras insistir en que desde el Ayuntamiento han atendido «a lo urgente e inmediato en cada momento pero, siempre, con la vista en el largo plazo, en hacer los deberes rápido y bien para salir los primeros de la crisis y continuar», ha precisado que Bilbao «no tiene dos velocidades», sino «dos miradas, hacia dentro y hacia fuera, hacia lo urgente y hacia el futuro, y en el centro de todo están las personas que habitan, disfrutan y trabajan en nuestra Villa».

La «adversidad», ha asegurado, «nos ha enseñado mucho». «Nos ha enseñado a dar la vuelta a las cosas, a buscar nuevas salidas, recursos, a ser más previsores aún, a ayudarnos, a descubrir nuevas herramientas y soluciones, contando y colaborando con todos los sectores, con los que más saben, con los más afectados, y, por supuesto, con todos los partidos políticos», ha manifestado, para afirmar que en el Consistorio han sido «una piña» y, «en la medida de nuestras posibilidades, no hemos dejado a nadie atrás y no lo vamos a hacer».

COLABORACIÓN DE TODOS

Aburto ha reconocido que la mejor forma de lograr objetivos es contando con la colaboración de todos los que forma el arco político del Ayuntamiento, porque «sumar es multiplicar en una ciudad como Bilbao» y ha asegurado que, como equipo de Gobierno, siempre tiene «tendida la mano a la oposición y a quien quiera sumar por la ciudad, a quien destaque todo aquello que nos une, antes que criticar las desavenencias o buscar diferencias para marcar un perfil que no interesa a los bilbaínos».

Por ello, junto al resto de la corporación municipal ha ofrecido «liderazgo, colaboración y estabilidad» a los grupos políticos para «los retos de futuro y los de presente», al igual que lo hace a los colectivos sociales y sectores de la ciudad porque Bilbao «lo debemos hacer entre todos».

Además, Aburto ha asegurado que su gobierno, «formado por nacionalistas y socialistas de Bilbao, sigue ofreciendo estabilidad en lo político, en lo institucional y en lo social», así como que seguirá defendiendo «los intereses de esta ciudad donde haga falta y ante quien haga falta».

El alcalde ha dicho que están trabajando para «hacer frente a los grandes retos que tenemos encima: la recuperación económica y el crecimiento del empleo, el rejuvenecimiento social y urbano de nuestra ciudad, la salud y la sostenibilidad de nuestra población y nuestro planeta, y por el bienestar y la convivencia reforzando los valores cívicos de la sociedad bilbaína».

Proyectos de futuro

«Nuestras convicciones y nuestras intenciones son claras. No nos escondemos. Vamos siempre de cara», ha afirmado, para asegurar que van a seguir «luchando por conseguir el Tren de Alta Velocidad, cuanto antes y llegando soterrado y en alta velocidad hasta Abando, para continuar la integración social y de unión entre barrios de esa zona con el centro y el Casco Viejo».

También van a insistir en «la necesidad de una cada vez más necesaria conectividad de la ciudad con el resto de localidades y del mundo, apoyando la metrificación de las líneas ferroviarias que cosan la ciudad, la ampliación del Tranvía, y el fortalecimiento del Aeropuerto y del Puerto con el fin de que lleguen más pasajeros y mercancías».

«Vamos a seguir volcándonos en los barrios de la Villa. Cada mejora en accesibilidad, en urbanización de calles, en cada banco para descansar o en cada área de juegos para divertirse, es un paso de gigante para nosotros», se ha comprometido, para asegurar que van a desarrollar «todos los proyectos presentes y futuros que sirvan para hacer el Bilbao que todos soñamos, con seña de identidad propia, con orgullo de pertenencia y que sea un ejemplo de convivencia y de emprendimiento». «Este es el compromiso de este alcalde y su equipo. Y en esto doy mi palabra de que no les vamos a defraudar», ha concluido.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *