Deportes

Bochorno en el Bilbao Arena

La ACB suspende en 13 minutos el Surne Bilbao Basket - Río Breogán por "los problemas técnicos existentes con elementos electrónicos"
No se pudo comenzar el partido / acb Photo / A. Arrizabalaga

13 minutos después de la hora marcada para el salto inicial en el Bilbao Arena se avisa por megafonía: «se suspende el partido». Incredulidad, vergüenza, rabia, se mezclaban los sentimientos al comprobar que la ACB, la denominada mejor liga de baloncesto de Europa, suspendía el partido entre el Surne Bilbao Basket y el Río Breogán. La razón esgrimida: «Ante la imposibilidad de subsanar los problemas técnicos existentes con elementos electrónicos de la instalación».

13 minutos para cambiar un reloj, el de posesión, cuya reserva empezó a «sacar humo al intentar fijarlo al suelo». Explicaba en los micrófonos de Radio Popular – Herri Irratia la presidenta del club, Isabel Iturbe. Desde la ACB señalan que no existía la certeza de poder solucionar el problema y por ello se suspendió el partido.

«Hemos tenido un problema técnico con el cronómetro de los 24 segundos. Teníamos uno de repuesto de pista que no funcionaba, hemos ido a por un tercero… pero la ACB y el Comité de Competición han decidido suspender el partido por encima de todo por un problema técnico. Ya nos avisarán de cuáles son las consecuencias», dijo.

Llamada de ACB

Se intentó llegar a un acuerdo con el Río Breogán, señalan desde el Bilbao Basket,  para disputar el partido sin ese reloj, pero la imposibilidad de usar el instant replay supuso un obstáculo insalvable. El director deportivo del Bilbao Basket, Rafa Pueyo, reconocía a nuestra emisora que se quiso traer un nuevo equipo de La Casilla, jugar sin reloj en el ataque de su equipo o cualquier otra opción por «respeto a todos los aficionados que llenan el pabellón».

Llegó la llamada de la ACB, el Juez Único decidirá la fecha de celebración del partido. Una fecha que además tendrá que tener lugar antes de la finalización de la primera vuelta. Bien es cierto que el marcador ha dado problemas en las últimas fechas, pero lo de hoy pasará a la historia.

El Breogán no es nuevo en estas situaciones tan especiales. El 30 de septiembre de 2018 contra el Joventut se aplazó su partido ante la imposibilidad de subsanar los problemas técnicos también con el marcador. Esta misma temporada el Hereda San Pablo Burgos-MoraBanc Andorra de la jornada 4 se retrasó casi una hora por una situación semejante. ¿Por qué no en Miribilla?

¿Intereses deportivos?

Está claro que los gallegos pueden decidir no jugar el partido en estas condiciones, no son culpables de nada. Disputar un partido sin el reloj de posesión en una de las canastas y con posibilidad, aunque remota, de que el instant replay pueda ser decisivo da la razón para decidir no jugar hasta que se subsane. Lo que descoloca es que no se otorgue más de 13 minutos, además de la hora previa, al Bilbao Basket para buscar alguna solución alternativa. Mal por el club al no tener plan B, responsable de la instalación, muy mal al Breogán si realmente se dirigió a la ACB para suspender el partido, algo que niegan.

El cuadro gallego aplazó el choque de esta temporada ante el Joventut por culpa de un brote de la COVID. Este se jugará el próximo 30 de diciembre y tendrá que buscar otra fecha antes de terminar la primera vuelta para volver a Bilbao. ¿Buscando tiempo para recuperar estado físico? Nadie sale beneficiado.

Los directivos del equipo lucense tuvieron que ser protegidos por la Ertzaintza al subirse al bus ante los gritos de sus propios aficionados al grito de «dimisión» y calificativos que no vamos a reproducir. 500 lucenses que se vuelven a casa sin disfrutar de una fiesta del deporte ¿por sus propios gestores?

Imposible saber lo que ha pasado entre bambalinas. El Bilbao Basket será sancionado con razón por la liga al no ser capaz de disputar el partido, pero la mayor sanción la sufren en sus carnes los miles de aficionados de aquí y de allí. Una tarde de baloncesto se convierte en una tarde bochorno.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular