Lointek Gernika Bizkaia se mete en semifinales de la Copa

El conjunto gernikarra supera a CADI La Seu (51-55) en un trabajado partido y buscará el pase a la final frente a Perfumerías Avenida
Las jugadores del Lointek Gernika Bizkaia celebrando el pase a semifinales / Liga endesa

El Lointek Gernika Bizkaia vence en los cuartos de final de la Copa de la Reina ante el CADI La Seu por 51-55 y se mete en semifinales. Las gernikarras se llevan una más que merecida alegría en una competición especial y diferente como la competición del KO. Tres triples en el inicio del tercer periodo abrieron brecha en el marcador de la Fonteta, pero las catalanas no dieron su brazo a torcer hasta que dos tiros libres de Tinara Moore dictaron sentencia. De este modo, las de Mario López se enfrentarán este sábado a las 13 horas a Perfumerías Avenida en busca de clasificarse para la gran final.

Claves del triunfo

Tras la trabajada victoria ante las catalanas, el entrenador Mario López y la base venezolana Roselis Silva destacaron las claves del partido para poder culminar la clasificación a semifinales.

Igualdad (14-17)

La copa siempre es especial. Casi da igual cómo llegues a la competición. Es a un partido y puede pasar cualquier cosa. De todo esto era muy consciente el Lointek Gernika Bizkaia, ya son cinco participaciones consecutivas. Se esperaba un duelo igualado ante el CADI La Seu, el más igualado de los cuartos de final. Tal cual. La igualdad fue la tónica general del primer cuarto. Cada uno buscaba sus armas. Las gernikarras el poderío interior y el gran estado de forma de Tinara Moore y las catalanas los uno contra uno de Irati Etxarri. Ya se comenzaba a ver la que iba a ser una de las claves del encuentro: El rebote. Ellas lo cargaban mucho y empezaron a acumular segundas opciones. Cada vez que las de la villa foral cerraban a su par, lógicamente castigaban al contraataque con puntos sencillos en bandeja de Lashann Higgs y la propia Tinara Moore. La puesta en escena estaba a la altura de la competición.

El faro (22-27)

En la competición del KO pocas veces se ven partidos a puntajes altos, hay más defensa que ataque. Se conocen muy bien, demasiado bien. Además, a diferencia que cualquier jornada de la liga Femenina Endesa, los nervios se notan a flor de piel. Más esta temporada con la presencia del aforo completo del público, sin restricciones. A Valencia se acercaron casi 100 aficionados de la marea granate, se hicieron notar. Cada canasta valía oro. Tinara Moore se hizo aún más grande bajo los aros, la americana se fue hasta los 16 puntos y 5 rebotes al descanso. Con otra canasta de la pívot el Lointek Gernika Bizkaia se colocó con un 21-27. era el faro absoluto de las gernikarras, está de dulce y sus compañeras y Mario López lo sabían. Además, el CADI La Seu no lograba abrir la brecha desde la larga distancia con un 0 de 7 en triples. Las de la villa foral tampoco estaban para echar cohetes con un triple de los mismos intentos.

Una marcha más (37-46)

El paso por los vestuarios iban a ser fundamental dada la igualdad reinante. El Lointek Gernika Bizkaia salió con una marcha más, y por fin con acierto. Para eso no hay mejor jugadora que Angie Bjorklund, con dos triples consecutivos la tiradora americana abrió una brecha de 12 puntos en el luminoso de la Fonteta. Necesita medio centímetro. Una canasta de malabarista del Rosó Buch colocó la máxima ventaja para las vizcainas con el 22-36. Este sí es el ADN gernikarra. Otro triple para Bjorklund, el tercero en cinco minutos hasta el 24-41. Las de Mario López cuajaron sus mejores minutos de las últimas semanas con mucha circulación de balón en ataque y mucho uso de manos en defensa, estaban en todo lados. El entrenador gernikarra siguió poniendo a Belén Arrojo en el emparejamiento defensivo con las bases catalanas tratando de cortar la fluidez en su ataque. Funcionó, y de qué manera, durante muchos minutos. Las catalanas necesitaron casi 29 minutos para anotar su primer triple del encuentro, suficiente para forzar el tiempo muerto granate con el 34-43. Había que mantener la renta como fuese. Un cuarto tan bueno no se podía echar a perder.

Ya era hora (51-55)

Una canasta sobre su mano izquierda de Ariadna Pujol acercó peligrosamente al CADI La Seu en el marcador. El duelo no estaba terminado para nada. No habían dicho su última palabra por algo son las cuartas clasificadas de la tabla en la Liga Femenina Endesa con un balance 18 victorias y 7 derrotas. Las mejores entre las mortales. A base de casta y coraje se mantuvieron vivas en el partido. En los momentos más calientes han aparecido las dos jugadoras que hicieron más daño al Lointek Gernika Bizkaia en el duelo de liga. Laura Peña encontró desde la línea de 6,75 el acierto que no había encontrado hasta entonces y Irati Etxarri tiró de ese coraje navarro para poner el partido en un puño. Una canasta de Rosó Buch dio aire, oxigeno y vida a las gernikarras y los dos tiros libres de Tinara Moore a falta de pocos segundos pusieron la sentencia. Ya era hora. Una alegría, y menuda alegría. Al fin al cabo la copa es especial, insistimos.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular