Compás de espera

Debemos dejar correr algunas jornadas antes de sacar conclusiones definitivas en torno al rendimiento del Athletic
Ernesto Valverde / Athletic Club

La paciencia es una virtud que cada vez escasea más, incluso en Bilbao. La primera derrota de la temporada ha pinchado el globo de la ilusión que había llenado previamente el equipo con sus resultados y las sensaciones transmitidas. Con tan sólo 4 jornadas disputadas, es pronto para hacer juicios sumarios.

Mientras no se demuestre lo contrario, al Athletic le falta pegada. Es un mal que arrastra desde la marcha de Aduriz. Habrá tardes mejores, como la de Cádiz, y peores, como ante Espanyol o Mallorca, pero no va solucionarse por arte de magia. Valverde lo sabe y por eso su apuesta está siendo valiente. Sabe que el único camino es llegar muchas veces, con mucha gente, al área contraria y aún así costará.

Más bueno que malo

Los puntos logrados hasta la fecha, 7 de 12, se antojan escasos por los méritos del equipo, la entidad de los rivales y la condición de local en 3 de los 4 encuentros. Es más sangrante si pensamos que en San Mamés sólo se han obtenido 4 puntos de 9 posibles ante Mallorca, Valencia y Espanyol. Sin embargo hay motivos para creer en este nuevo proyecto de ‘Txingurri’.

Reconozco que me sorprendió la mala segunda parte firmada por los leones en el ultimo choque ante los pericos y la gestión de los cambios del entrenador. Especialmente cuando no agotó las sustituciones con Ander Herrera en el banquillo. Se echó de menos que hubiera quemado toda la pólvora. Conociendo un poco a Valverde, pudo jugar con la psique colectiva. La única explicación que le veo, una vez que está en la convocatoria, es que no quiso colocarle la etiqueta de ‘salvador’ desde el primer partido y cargarle con esa responsabilidad, aunque yo reconozco que le hubiera puesto.

Dar tiempo

Hasta que no pase un tercio del campeonato, aproximadamente, sería injusto cargar las tintas o subirlo a los altares. Calma. Vamos a ver como responde el equipo en Elche ante otro rival que suma tan sólo un punto y que se lo tomará como una final en pleno septiembre.

Veremos como integra el míster a Herrera en el equipo. Si lo hace poco a poco respetando a jóvenes jugadores como Sancet, o le da plenos poderes este mismo domingo en el Martínez Valero. Todo dependerá de cómo de fino vea al ex del PSG. También queda la incógnita de Iñigo Martínez. Si está al 100% podría tener su oportunidad aunque el puesto lo han cubierto muy bien Yeray y Vivian, con sus fallos incluidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular