Más con menos

Unai Simón fue clave en la victoria del Athletic en Mestalla para dejar al equipo a un punto de Europa
Simón detiene un balón en Mestalla / ATHLETIC CLUB

Parece el eslogan de un supermercado, pero sirve para definir a la perfección lo vivido en Mestalla. Decía Valverde hace poco que los análisis de los partidos giran en torno al resultado. Y es verdad. Esgrimía ese argumento cuando su equipo había merecido más ante Real Madrid y Osasuna, por citar los ejemplos más cercanos. Ahora se le puede dar la vuelta. El Valencia mereció más premio, pero esta vez el equipo fue certero y sobre todo emergió la figura de Unai Simón. La Liga te va poniendo en tu sitio. 

‘Txingurri’ fue sincero al reconocer que habían estado mejor en otros encuentros. Es obvio, pero la autocrítica es mejor hacerla con el zurrón lleno de puntos y peleando por Europa que volviendo a casa de vacío. Dos victorias consecutivas te meten de lleno en la pelea continental cuando parecía que se te iba el tren de la estación. Aún restan 17 jornadas por disputarse, pero esta tacada de seis puntos te permite ir con confianza al Metropolitano. 

Faltó equilibrio

La apuesta de inicio en Valencia con Vesga, Sancet y Munian no cuajó. El equipo se vio desbordado. Más que nunca posiblemente. En la primera fase de la temporada, Vesga sostenía al equipo como pivote único ante rivales como Cádiz y Elche. En Mestalla no podía el solo. No es que Sancet o Muni no trabajaran, pero era imposible tapar las vías de agua. El entrenador rojiblanco acertó de pleno al quitar a Berenguer, que no estaba teniendo su día, y reforzar la medular con Oier Zarraga. Fue clave y eso que el de Getxo no estuvo fino con balón. 

Con este movimiento de ajedrez, el Athletic pasó a controlar el partido después de haber estado a merced del rival en la primera mitad. Como no cerró el partido con el tercero acabó pidiendo la hora. Sin Muniain en el campo, los leones perdieron el balón y los últimos diez minutos los aguantaron colgados del larguero. Muy cansado tenía que estar para quitar al de la Txantrea cuando necesitabas retener el balón. 

Unai Simón 

El guardameta de Murgia fue el mejor jugador del choque. Hizo cuatro intervenciones de portero Top, lo que es. Hay porteros que ganan partidos y el de Mestalla es un claro ejemplo. Para los que le auguraban un mal futuro en la portería de la selección española, tendrán que apostar mejor en los caballos porque independientemente del seleccionador, su calidad está fuera de toda duda. Luis de la Fuente siguió el partido in situ y no creo que le hayan surgido dudas, todo lo contrario. 

El nuevo preparador de La Roja también vio en directo a Nico Williams y a Oihan Sancet. Dos futbolistas que perfectamente pueden estar en la primera convocatoria del de Haro. Sería toda una declaración de intenciones y un pequeño obstáculo más a la hora de renovar a estos dos leones. Al menos lo encarecería un poco más. La calidad se paga y seguramente en el Athletic, por su filosofía, un poco más. 

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Radio Popular