Deportes

Europa arranca con fuerza y domina 6,5-1,5 la Ryder Cup tras el primer día

Rahm se viste de Seve y rescata medio punto con dos eagles en los últimos tres hoyos
Europa arranca con fuerza y domina 6,5-1,5 la Ryder Cup tras el primer día
Banner de IMQ en Bilbao

El equipo de Europa empezó dominando con mucha autoridad la Ryder Cup 2023 que arrancó este viernes en el Marco Simone Golf and Country Club de Roma, gracias a un arranque demoledor con el que desarboló al de los Estados Unidos, que no fue capaz de minimizar daños en la segunda sesión y que va por debajo 6,5 a 1,5.

El primer día de competición fue ‘azul’, sobre todo en los ‘foursomes’ matinales, históricos para los capitaneados por Luke Donald, ya que los europeos ganaron por primera vez en la historia una sesión matinal por 4-0. Los de Zach Johnson dieron un pobre rendimiento a primera hora, demostrando poca preparación del terreno y poco ritmo las últimas dos semanas, insuficiente después por la tarde para irse con algo de ánimo a descansar.

Los estadounidenses sólo pudieron ganar uno de los ocho partidos, el último del día, y sólo en tres alcanzaron el hoyo 18. Por la tarde, en los ‘fourballs’ tuvieron buenas opciones, pero no las pudieron aprovechar, una de ellas por culpa de un Jon Rahm en plan genio, en su ‘foursome’ y, sobre todo, en el tramo final de su ‘fourball’ con dos ‘eagles’ en los tres últimos hoyos.

Ya muy pronto en el amanecer en Roma, el tablero se llenó de color ‘azul’, demostrando que Donald había acertado con sus parejas y en arrancar en esta modalidad en la que los jugadores alternan sus golpes. Rahm y el inglés Tyrrell Hatton asumieron la responsabilidad de abrir la Ryder Cup frente a Scottie Scheffler, número uno del mundo, y el novato Sam Burns, a los que dominaron con autoridad por 4 y 3 para abrir el festival del viernes.

El jugador de Barrika y el británico, pareja ya en la edición de 2021, no dieron respiro a los americanos y cogieron ventaja en el 3 con el primer gran ‘putt’ del vasco y la aumentaron en el 5. Sus rivales recortaron en el siguiente, pero ahí se terminó su resistencia, después de no aprovechar sus oportunidades en el 8, 9 y 10, este último con el campeón del Masters tirando de clase.

Poco después, llegó el segundo punto para el equipo europeo gracias al noruego Viktor Hovland y al ‘rookie’ sueco Ludvig Aberg, que también se impusieron con autoridad por 4 y 3 a los novatos Max Homa y Brian Harman, mientras que el 3-0 igual fue cómodo. El irlandés Shane Lowry y el austriaco Sepp Straka, también ‘rookie’, dominaron a una potente pareja como la que formaban Collin Morikawa y Rickie Fowler, pero que tampoco estuvieron finos en los ‘greenes’ y que afrontaron los segundos ‘9’ cuatro abajo. Pese a un atisbo de reacción, cedieron por 2 y 1.

Finalmente, el demoledor 4-0 vino por parte del norirlandés Rory McIlroy y el inglés Tommy Fleetwood, que pudieron 2 y 1 con Patrick Cantlay y Xander Schauffele en el partido que fue más igualado. Fleetwood tiró del carro para liderar la ventaja europea, mínima de cara a los cuatro hoyos finales, sobre todo con un gran ‘putt’ en el 15 que vino acompañado de error inesperado de Schauffele. El número dos del mundo, menos protagonista, sacó a relucir su calidad en el 17 para sentenciar.

RAHM Y ROSE SE CRECEN PARA FRENAR LA REMONTADA AMERICANA

Luke Donald sólo mantuvo a Rahm, Hatton, Hovland y McIlroy para los ‘fourballs’, aunque ninguno repitió pareja, mientras que Zach Johnson sacó a nombres muy conocidos como Brooks Koepka, Jordan Spieth y Justin Thomas en busca de una remontada que no llegó pese a rozarla por momentos.

USA trató de cambiar la dinámica como no le quedaba otra y el ‘rojo’ comenzó a aparecer con más asiduidad. Los estadounidenses soñaron con una buena tarde entrando en los segundos nueve hoyos, que acabó de nuevo en pesadilla porque los tres medios puntos fueron en duelos que habían tenido bajo control, perdiendo su ventaja en dos de ellos en el 18.

Uno de esos partidos fue el de Rahm, que formó pareja con el danés Nicolai Hojgaard para medirse al potente dúo Scheffler-Koepka. Gracias al novato, Europa fue por delante, pero sus rivales sacaron su calidad para voltear el marcador en un apasionante final. El de Barrika hizo un espectacular ‘eagle’ en el 16 para igualar, el número uno del mundo replicó para devolver la ventaja a los americanos y con toda la presión en el 18, el vasco embocó un ‘putt’ mágico para dejar cariacontecidos a los americanos.

Y lo mismo pasó en el enfrentamiento entre Robert MacIntyre y Justin Rose ante Max Homa y Wyndham Clark. El inglés demostró por qué es una de las elecciones de Donald y mantuvo vivas las opciones en un partido en el que iban dos abajo tras el 16. Los americanos fallaron en el 17 y el campeón olímpico mostró su maestría en el ‘green’ para arañar un medio punto que parecía perdido.

El otro empate se produjo en el duelo Hovland-Hatton ante Thomas y Spieth, que llegaron a tener dos arriba a falta de cinco hoyos y que a punto estuvieron de perder el medio punto tras un gran ‘putt’ del noruego. El partido más sencillo fue el de McIlroy, el único del día que sumó dos triunfos, y Matt Fitzpatrick. que derrotaron 5 y 3 a Morikawa y Schauffele, gracias al festival de ‘birdies’ del inglés, que firmó cinco consecutivos entre el 2 y el 6 para romper muy pronto el duelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *