Última hora

El Museo de la Minería del País Vasco bate récords de visitas en 2023

Con 18.145 visitantes supone un aumento de más de 1.000 personas respecto al máximo anterior, el 2019
El Museo de la Minería del País Vasco bate récords de visitas en 2023
Varios visitantes observan el Museo / Museo de Minería del País Vasco

El Museo de la Minería del País Vasco recibió a 18.145 visitantes en 2023, lo que supone una cifra récord de visitas anuales, con un aumento de más de 1.000 personas respecto al anterior máximo alcanzado en 2019, cuando se alcanzaron las 17.008 visitas.

Además, desde la apertura al público en 2002, el Museo de la Minería ha alcanzado también el récord histórico de las 250.000 visitas, según han informado sus responsables.

Con el fin de las restricciones derivadas del covid, el Museo minero ha ido reincorporando entre 2021 y 2022 a su oferta cultural y educativa todas las actividades que se desarrollaban con normalidad hasta 2020, lo que se ha reflejado en un aumento paulatino pero constante del número de visitas de 11.830 en 2021 a 16.886 en el año 2022.

Visitantes de todo el Estado

La gran mayoría del público del Museo minero proviene de Bizkaia y el resto de territorios vascos, pero a nivel estatal también se cuentan las visitas, procedentes en mayor número de la comunidad de Madrid, Cataluña, Valencia y Cantabria.

En este último año destaca el gran número de visitas realizadas por grupos escolares, asociaciones y otro tipo de agrupaciones de todas las edades y de diferentes municipios y provincias, que vienen tanto de dentro como de fuera de Bizkaia y Euskadi.

Entre las visitas guiadas realizadas por los voluntarios y guías del museo destaca la visita a la colección permanente, ya que ofrece un didáctico y ameno repaso de la etapa histórica de la industrialización vizcaína desde finales del siglo XIX: el despegue de la industria y la siderurgia, la creación de infraestructuras mineras, los oficios de los mineros y su condición social, las nuevas fuerzas políticas y sociales y la creación de una emergente clase social, etcétera.

La rehabilitación de una antigua cantina minera y el entorno del Museo coronado por la gran mina a cielo abierto Concha II completan una experiencia que cada año hace al museo gallartino en su zona minera recibir un mayor número de visitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *