Última hora

Los hombres matriculados en FP en Euskadi se han incrementado en los últimos quince años más del doble que las mujeres

Durante el curso pasado, el alumnado matriculado en enseñanzas no universitarias bajó un 0,6% y casi un tercio recibió ayudas
Los hombres matriculados en FP en Euskadi se han incrementado en los últimos quince años más del doble que las mujeres
Banner de Restaurante Larruzz en Bilbao

El número de hombres matriculados en Formación Profesional en Euskadi se ha incrementado en un 76,4% en los últimos quince años, mientras que la cifra de mujeres matriculadas en estas enseñanzas ha crecido un 34,8%. El alumnado femenino supone solo el 12% de los estudios STEM, mientras que en el resto de ramas representan seis de cada diez estudiantes, según los datos del Instituto Vasco de Estadística, Eustat, hechos públicos este viernes.

Según recoge la Estadística de Actividad Escolar que realiza este organismo, correspondiente al curso 2022/2023, las cifras totales de matrícula en la FP de grado medio y superior, incluidos los nuevos cursos de especialización, sufrieron un ligero descenso el pasado curso. En concreto, se matricularon 133 personas menos que un año antes, aunque volvieron a superarse los 40.000 estudiantes. Sin embargo, la evolución global de la Formación Profesional en los últimos quince años ha sido «claramente ascendente», una tendencia se ha producido tanto en hombres como en mujeres, aunque siempre ha predominado el alumnado masculino, según explica el Eustat. En comparación con el curso 2007/08, el número de hombres matriculados creció un 76,4%, frente al 34,8% de incremento de las matrículas realizadas por mujeres.

Por lo que respecta al curso 2022/23, el alumnado de Formación Profesional se repartió de manera equitativa entre los ciclos formativos pertenecientes a familias profesionales vinculadas a profesiones STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) y los que no forman parte de ese ámbito científico-técnico. Dentro de esos grupos, la distribución por sexo fue «muy diferente». Así, en los estudios STEM las mujeres supusieron sólo un 12% del total, mientras que en el resto de familias profesionales seis de cada diez matrículas fueron de mujeres. Este fenómeno, según precisa el estudio del Eustat, no es exclusivo del curso 2022/23, sino que se ha dado de manera reiterada a lo largo del tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *