Última hora

Los hoteles de Bizkaia prevén una ocupación menor que en Semana Santa del pasado año

En Bizkaia se alcanzó un grado de ocupación por plazas del 75,6% y por habitaciones del 80,4% en 2023
Los hoteles de Bizkaia prevén una ocupación menor que en Semana Santa del pasado año
Procesión durante la Semana Santa 2023 en Bilbao / EUROPA PRESS
Banner de IMQ en Bilbao

Los hoteles de Bizkaia prevén una ocupación menor que en Semana Santa del pasado año, debido a las fechas tempranas en las que han caído este año estos días festivos (la Semana Santa de 2023 fue del 6 al 10 de abril) y a la ralentización de las reservas experimentadas en los últimos días por las «negativas» previsiones meteorológicas.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de Destino Bilbao, Joseba Goirigolzarri, ha manifestado que, a falta de una recopilación de datos por parte de la asociación, el jueves 28, viernes 29 y sábado 30 serán «unas fechas buenas». El lunes, día 1, al ser laborable en casi todo el Estado, las reservas del domingo caen «bastante».

En abril la gente se anima más

«Nosotros preferimos que este periodo festivo sea en abril. A mediados de abril la Semana Santa siempre se anima un poco más, porque el tiempo siempre apoya bastante y en este caso pues un pronóstico malo siempre resta algo. Sobre todo, en contrataciones de última hora siempre hay algunas bajas», ha explicado.

No obstante, el representante de la asociación integrada por una treintena de hoteles del Bilbao metropolitano confía obtener unos «buenos» datos de ocupación y ha insistido en que los esperarían mejores si Semana Santa fuera a mediados del mes de abril.

Por ello, ha indicado que no se prevé igualar los registros de la Semana Santa de 2023, cuando en Bizkaia se alcanzó un grado de ocupación por plazas del 75,6% y por habitaciones del 80,4%.

Además, ha precisado que «si en estas siguientes 48 horas las previsiones dan un tiempo muy malo, evidentemente se producen cancelaciones y se dejan de reservar esas reservas de última hora». En este sentido, ha afirmado que más que anulaciones, lo que se nota a día de hoy es que es que hay menos movimiento de reservas. «Es decir, al dar un mal tiempo, siempre se detiene un poco esa reserva de última hora», ha considerado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *