Última hora

Cruces trata con buenos resultados a un niño de 3 años afectado de hemofilia con un nuevo fármaco por vía intravenosa

Osakidetza avanza en la mejora de la calidad de vida de los pacientes hemofílicos gracias a la personalización de los tratamientos
Cruces trata con buenos resultados a un niño de 3 años afectado de hemofilia con un nuevo fármaco por vía intravenosa
Banner de BBVA en Bilbao

El servicio de Hematología del Hospital Universitario Cruces ha iniciado, con buenos resultados, el tratamiento por uso compasivo de un niño de tres años afectado de hemofilia con un nuevo fármaco, llamado Concizumab, que se administra por vía intravenosa.

Según ha destacado el Departamento vasco de Salud en un comunicado, con motivo del ‘Día Mundial de la Hemofilia’ que se celebra el 17 de abril, Osakidetza «avanza día a día en la medicina personalizada y la atención integral de las personas con hemofilia con el objetivo de mejorar la calidad de vida de estos pacientes, que ven afectada su capacidad física y emocional».

La Consejería de Salud ha señalado que «garantizar la calidad de vida es un objetivo fundamental en la atención a personas con hemofilia». Para ello, ha apuntado, Osakidetza cuenta con «profesionales referentes en el campo de las coagulopatías congénitas tanto a nivel nacional como internacional, que personalizan los tratamientos disponibles a día de hoy de forma individualizada y en función de las características y necesidades de cada paciente».

Tras remarcar que el tratamiento de la hemofilia es «un ejemplo claro de medicina personalizada», Salud ha asegurado que, en los últimos años, «se ha mejorado mucho en el conocimiento sobre la enfermedad y en su diagnóstico genético». Además, ha explicado que la hemofilia «vive actualmente un momento de grandes avances terapéuticos que inciden especialmente en la calidad de vida de las personas».

En esta línea, el servicio de Hematología del Hospital Universitario Cruces ha iniciado, con buenos resultados, el tratamiento por uso compasivo de un niño de tres años de un nuevo fármaco, llamado Concizumab, que se administra por vía intravenosa. El fármaco es para un tipo de hemofilia B muy grave, en el que se desarrollan anticuerpos frente a los fármacos habituales.

A su vez, Osakidetza realiza ensayos clínicos con nuevas moléculas y terapias que están dando «grandes resultados, mejorando así claramente la vida no solo de los pacientes, sino de cuidadores, familiares y amigos que sufren esta importante carga de enfermedad», ha destacado Salud.

Hasta hace escasos años, ha indicado, el único arsenal terapéutico disponible para prevenir los sangrados era la reposición intravenosa profiláctica del factor deficitario dos o tres veces por semana.

Recientemente, ha dicho, se ha producido «un gran desarrollo que ha modificado radicalmente el abordaje de esta enfermedad, manteniendo unos niveles de la proteína deficitaria cada vez más elevados, dentro de unos niveles de seguridad, permitiendo a estas personas mejorar considerablemente su calidad de vida».

Asimismo, ha añadido, se han desarrollado terapias que no requieren una administración intravenosa de tratamiento, e incluso hay fármacos de administración subcutánea que han mejorado la llamada «carga de la enfermedad».

Hoy en día, además, se dispone de ciertas terapias ya aprobadas y dirigidas a conseguir unos niveles estables de factor durante meses o incluso años en determinados grupos de pacientes la denominada terapia génica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *