Trabajadores de Mecaner piden una «reunión a tres» con Gobierno Vasco y Stellantis para buscar inversor y evitar cerrar

Mecaner ha pedido al PNV que formen parte activa en el conflicto
Trabajadores de Mecaner piden una «reunión a tres» con Gobierno Vasco y Stellantis para buscar inversor y evitar cerrar
Banner de Ventanas Aguirre en Bilbao

El comité de empresa de Mecaner ha solicitado una «reunión a tres» con el Gobierno Vasco y la multinacional Stellantis, propietaria de la planta de Urduliz, de cara a buscar un posible inversor que evite el cierre de la fábrica vizcaína.

Los trabajadores de Mecaner se han concentrado este miércoles ante Sabin Etxea en Bilbao para exigir al PNV que «adopte medidas para defender la industria de Euskal Herria y posibilite una transición socialmente justa y sostenible».

En representación del comité de empresa, Unai Mirasolain (LAB) ha explicado que entregarán una carta el PNV en la que le piden que «forme parte activa en el proceso en el que se encuentra Mecaner» que, en estos momentos está en el periodo de consulta, tras cuatro reuniones con la directiva de la multinacional Stellantis en las que «nos han dejado claro que la única opción que plantean es el cierre de la planta«.

Tras defender que Mecaner es «viable y productiva», ha pedido al PNV, como partido del Gobierno, que «formen parte activa en contra de la destrucción de empleo y de Mecaner».

Mirasolain ha denunciado la «destrucción imparable» que está sufriendo la industria «fruto de las políticas» que se aplican en Euskadi, al tiempo que ha indicado que desde el Departamento de Desarrollo Económico han trasladado su disposición a buscar inversores, pero «no han adquirido más compromisos» en ese sentido.

A su entender, «ahora mismo sería muy importante mantener una reunión a tres con la multinacional y el Gobierno vasco para resolver las incógnitas con respecto a la propiedad de los terrenos, que son determinantes para poder buscar un posible inversor».

Por ello, ha instado al Gobierno Vasco que solicite a la multinacional, que ha «echado por tierra todas nuestras propuestas», una reunión en la que también estén representados los trabajadores y que «lo hagan ya, porque el tiempo que tenemos es muy poco, ya que el día 26, en principio, tenemos la última reunión del periodo de consultas, y si no queremos que vengan de cierre, hay que mover ficha ya».

DESAPARICIÓN DE LA INDUSTRIA

Stellantis, propietario de Mecaner, comunicó el pasado mes de septiembre a los trabajadores su decisión de cerrar la planta de Urduliz, una situación, según ha advertido el comité de empresa, que «no es aislada, ya que, en los últimos años, el tejido industrial de Euskal Herria ha ido desapareciendo, muchas empresas de nuestro entorno han cerrado y las grandes empresas de servicios y las cadenas han ocupado sus lugares», mientras que «las diferentes instituciones y partidos han hecho posible la desaparición de la industria».

Tras denunciar que «los responsables del desmantelamiento industrial del País Vasco tienen nombres y apellidos», desde el comité han señalado que «la industria que queda no es industria de aquí, sino que grandes multinacionales se han incorporado a polígonos que antes formaban parte del paisaje de Euskal Herria».

«Aun manteniendo nombres y letreros, ahora la industria de aquí está en manos de las grandes multinacionales», han censurado, para afirmar que «la pérdida de la industria de aquí, la dependencia de otros países y el acceso de las multinacionales, ha supuesto una pérdida de soberanía industrial».

«Ni los ciudadanos ni las instituciones locales decidimos qué, cómo y para qué queremos producir. Empresas que no tienen relación con el territorio ni con la gente de aquí, como Stellantis, se van como han venido si lo que producen aquí lo pueden producir más barato en otro lugar», ha indicado.

Asimismo, desde el comité han advertido que «la destrucción de la industria nos condena, además a la destrucción de empleo y a la precariedad a las personas que aquí trabajamos y vivimos».

El comité de empresa ha reprochado al PNV que, en estos días de campaña electoral, «se les llena la boca hablando de industria y de futuro», pero, «fuera de esas promesas electorales, es el momento de dar pasos con determinación».

Por todo ello, han exigido al PNV, y a los «responsables de la pérdida de la industria de Euskal Herria, políticas industriales que garanticen el futuro de la industria y el empleo en Euskal Herria, medidas para llevar a cabo una transición social justa y sostenible de la industria y la automoción, y crear comités de transición que lo hagan posible».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *