Cerca de 150 artistas defienden «las fiestas populares para todos» y piden acabar con vetos a colectivos de EHKS

Denuncian "la prohibición" a Luberri en Bilbao y GKS y Sindicato de la Vivienda en Vitoria y reclaman "abrir vías para solucionarla"
Cerca de 150 artistas defienden «las fiestas populares para todos» y piden acabar con vetos a colectivos de EHKS
Representantes de los firmantes de la carta 'Los artistas por las fiestas populares para todos' en una comparencia en Bilbao para presentar la iniciativa / EUROPA PRESS
Banner de Emantzipa en Bilbao

Alrededor de 150 músicos, actores, escritores, bertsolaris y representantes de otras ámbitos culturales han suscrito una carta en favor de «las fiestas populares para todos», en la que reclaman «una solución» para los «vetos incomprensibles» que, según denuncian, se han puesto por parte de las comparsas de Bilbao y la comisión de txosnas de Vitoria a Luberri, GKS y el Sindicato de la Vivienda, vinculados a EHKS.

Al texto, con el lema ‘Los y las artistas por las fiestas populares para todos y todas’, se han adherido músicos como El Drogas, Fermin Muguruza, Gari, Iosu Zabala, Natxo de Felipe, Niko Etxart, Bingen Mendizabal, La Basu, Joseba Irazoki o Txuma Murugarreri, así como actores como Itziar Ituño, Karra Elejalde, Patxo Telleria, Ramón Agirre, Gorka Aginagalde, Patxi Bisquert o Ander Lipus.

Asimismo, entre las firmas recabadas hay bertsolaris como Amets Arzallus y Julio Soto, escritores como Bernardo Atxaga, Joseba Sarrionandia y Hedoi Etxarte, y representantes de otros ámbitos culturales como Patxi G. Ardanaz ‘Poio’ y Santi Antero ‘Txan Magoa’.

Una representación de los firmantes ha comparecido este martes en el Kafe Antzokia de Bilbao, donde Iosu Zabala, Hedoi Etxarte y Patxi G. Ardanaz ‘Poio’, han presentado esta iniciativa y han dado lectura a la carta que encabezan reivindicando que, «porque amamos las fiestas populares, los y las artistas estamos en contra de los vetos y queremos una solución, tanto en Bilbao y Vitoria».

En ella, subrayan que «las fiestas populares son un bien cultural gracias a la labor de un sinfín de personas y grupos con diferentes trayectorias» y que, «desde el respeto a la diversidad, por encima de diferencias ideológicas, intentan construir un ambiente festivo alegre, participativo e inclusivo».

Según explican, han decidido firmar el texto porque les «preocupa la prohibición impuesta a algunos colectivos» en las comparsas de Bilbao y en la comisión de txosnas de Vitoria, una situación ante la que han emplazado a «abrir vías para solucionarla».

«La participación en las fiestas debe ser un derecho universal, por lo que nos resulta incomprensibles los vetos impuestos a la Konpartsa Luberri en Bilbao y a GKS y Sindicato de Vivienda en Vitoria», señalan.

De este modo, reivindican que las fiestas populares deberían ser «un espacio para que cada uno, con su carácter y sus reivindicaciones, pueda disfrutar y celebrar, con tolerancia mutua». Para ello, apuntan que se debe contar «con cualquier grupo que esté dispuesto a colaborar respetando las normas de convivencia».

Por este motivo, emplazan a que «se abran caminos para superar un veto que solo puede crear un conflicto sin sentido». En este sentido, expresan su disposición a hacer «lo que esté en nuestras manos» para que «se levanten los vetos» y esas organizaciones puedan participar en las próximas fiestas de Bilbao y Vitoria «en condiciones de igualdad y en un ambiente festivo y cultural no discriminatorio».

Intentar solucionar

Según han explicado al término de la lectura de la carta, no corresponde a los artistas que se han sumado a la iniciativa pronunciarse sobre las razones de que no se permita la participación de estos grupos y, en este sentido, han subrayado que su objetivo es únicamente «intentar solucionar» la situación.

De este modo, han apuntado que puede que «para algunos es un veto político», mientras que «para otro sector seguramente puede ser considerado una invasión de las competencias de la gestión del espacio txosnero».

En todo caso, han añadido, sigue siendo «igual de inexplicable la situación». En palabras de Zabala, «a nosotros nos da igual. Creo que el momento de las fiestas es un momento en el que la política debería quedarse al margen. Tendría que ser un elemento de cohesión social».

«Nosotros hacemos el llamamiento a las partes para que se reúnan, hablen, discutan y lleguen a un acuerdo», han señalado, incidiendo en que «esto no ayuda a nadie y debería haber la suficiente madurez por parte de todos para conseguir acordar unas normas de convivencia mínimas que permitan que esto no ocurra y no vuelva a suceder».

A juicio de Ardanaz, «si hay voluntad» se podría alcanzar un acuerdo, si bien ha admitido que se va «tarde» para que pueda ser para las fiestas de este año, que ya se están preparando. De cualquier manera, ha añadido que «no pasaría nada si ahora se inician unas conversaciones en las partes y se puede llegar a un acuerdo si no para este curso, sí para el siguiente».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *