Quiere más

Pogacar afronta una segunda semana propicia para seguir sumando victorias en el Giro
Quiere más
Pogacar, de rosa, en el podio / Gian Mattia D'alberto/LaPresse v / DPA
Banner de Euskal Eskola Publikoaren Jaia en Bilbao

Quiere más. Aunque tenga los ojos puestos en encadenar Giro y Tour, nada hace indicar que Tadej Pogacar (UAE) tenga intención alguna de conformarse con lo conseguido hasta ahora. Estos últimos días han servido para sacar a la superficie las versión más «caníbal» del esloveno. Victorias y alardes en algunos casos poco necesarios, de esos que te pueden generar más enemigos futuros que victorias presentes. Aunque unos segundos de esfuerzo difícilmente determinarán la diferencia entre el éxito y el fracaso en el mes de junio, ese relevo poderoso para cazar a Narváez en las calles de Nápoles es el momento que mejor representa la actitud de Pogacar en este Giro.

La segunda semana arranca hoy con los 142 kilómetros entre Pompeya y Cusano Mutri. Una etapa corta pero con un final en el que, dadas las reacciones tras jornada de descanso, podríamos ver algún desfallecimiento. La subida final tiene 20 kilómetros, aunque la cifra es engañosa, incluye tramos de descanso. Sin ser extremadamente dura, será un buen test para saber si Pogacar quiere sumar hoy su cuarta victoria parcial.

Crono y etapa reina

Considerando que Pogacar tiene ya 2:40 de ventaja sobre el segundo clasificado, Daniel Felipe Martínez (Bora), y 2:58 sobre Geraint Thomas (Ineos), la semana podría terminar con una diferencia insalvable. Más allá de lo que suceda hoy, la semana ofrece grandes incentivos para los velocistas (hasta tres etapas pueden resolverse en volatas) y dos citas que obligarán a los de la general a dar el todo por el todo.

Tras la exhibición que dio en Perugia, Pogacar tiene ante sí otra gran oportunidad el sábado, en la crono de 31,2 kilómetros de Castiglione delle Stiviere. En este caso sin subida final, lo que podría beneficiar a los especialistas más puros, como un Filipo Ganna que se quedó con la miel en los labios en su último intento.

Mortirolo

Un nombre con peso en la historia, el Mortirolo, será protagonista de la etapa del domingo, a la que ya le han puesto la etiqueta de etapa reina. 222 kilómetros entre Manerba del Garda y Livigno, con el Mortirolo como puerto de paso. Una jornada que se presta a la épica y dónde Pogacar podría perfectamente ponerse en modo «el nuevo Merckx».

Sigue el ciclismo en Ponte a rueda, todos los miércoles a las 15:00 en Radio Popular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *