Dos detenidos en la intervención de dos plantaciones de marihuana en Mungia y Gamiz-Fika

Se localizaron un total de 349 plantas en fase de floración y cerca de un kilogramo de cogollos
Dos detenidos en la intervención de dos plantaciones de marihuana en Mungia y Gamiz-Fika
Banner de BBVA en Bilbao

Dos varones han sido detenidos en la intervención de dos plantaciones de marihuana en sendos chalets de las localidades vizcaínas de Mungia y Gamiz-Fika, en las que se localizaron un total de 349 plantas en fase de floración y cerca de un kilogramo de cogollos, presumiblemente proveniente de cosechas anteriores.

Los arrestados en la actuación, desarrollada la pasada semana, están acusados la presunta comisión de delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico. Además, otras dos personas figuran en el atestado como investigadas por su presunta implicación en ambos delitos.

Agentes de la Policía Local iniciaron la investigación tras recibir una información sobre una posible plantación de marihuana en una vivienda de Mungia.

Tras varias semanas de vigilancias e investigaciones, localizaron el punto exacto en el que presuntamente se encontraba la plantación, un cultivo indoor, e identificaron a los presuntos responsables de la misma.

Después de efectuar seguimientos y vigilancias de las rutinas de los implicados, los agentes detectaron una segunda vivienda que estos frecuentaban en el municipio colindante de Gamiz-Fika, en la que localizaron una segunda plantación.

Tras la entrada y registro en los domicilios, los agentes procedieron a la detención de dos personas, a las que se atribuye la responsabilidad de las plantaciones. En los registros, se localizaron un total de 349 plantas de marihuana en fase de floración, que se encontraban listas para pasar a la fase de recogida.

Además, durante el registro se halló cerca de un kilo de cogollos listos para su venta, posiblemente provenientes de cosechas anteriores, ya que según ha podido concluir el equipo instructor del atestado, los implicados habrían obtenido un mínimo de otras cuatro cosechas similares a las localizadas.

Ambas plantaciones contaban con potentes focos de última generación para su iluminación, además de distintos elementos de control de temperatura, ventiladores y filtros para extracción de aire y evitar la propagación del olor característico de esta sustancia vegetal.

Tras los registros, se evidenció también la defraudación de fluido eléctrico, por lo que finalmente, todos los elementos fueron puestos a disposición judicial como herramientas del delito, así como una importante cantidad de dinero en metálico. Otras dos personas quedaron en calidad de investigadas por su presunta implicación en cada uno de los cultivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *