Bilbao

La Diputación busca combatir a la soledad no deseada con Bizkaisare

La iniciativa es una respuesta a "las brechas y desigualdades que está originando el nuevo contexto de incertidumbre económica y social"
La Diputación busca combatir a la soledad no deseada con Bizkaisare
Banner de Bar EME en Bilbao

La Diputación Foral de Bizkaia ha puesto en marcha ‘Bizkaisare’, una iniciativa para «tejer red y reforzar el ámbito comunitario con el objetivo de lograr una sociedad más cohesionada», en colaboración con las instituciones de ámbito municipal así como entidades del entorno social, y como modo de combatir la soledad y el aislamiento social, según ha informado la diputada foral de Empleo, Cohesión Social e Igualdad, Teresa Laespada.

En la rueda de prensa para dar a conocer esta iniciativa, Teresa Laespada ha destacado que se trata de «una apuesta de la institución foral para avanzar hacia una sociedad vizcaína que mejore su respuesta» ante «las nuevas brechas y desigualdades que el contexto de incertidumbre económica y social están originando».

Según ha explicado Laespada, esta iniciativa liderada por la Diputación Foral de Bizkaia parte de una reflexión sobre la nueva realidad mundial «protagonizada por una pandemia, guerras, retos medioambientales, tecnológicos y demográficos, sin olvidar el reequilibrio geopolítico internacional», circunstancias que, en lo local, ha advertido, acaban generando «brechas, injusticias sociales que minan la cohesión y aumentan el sufrimiento de muchas personas».

Además, ha alertado que son «agujeros del sistema por los que se cuelan el populismo y el totalitarismo, que apolillan la convivencia democrática» también en Bizkaia.

«Se trata de la gestión comunitaria, de la cohesión social, de cómo nos relacionamos y el tipo de vida que queremos tener en Bizkaia», ha añadido Laespada, para quien «Bizkaisare es una iniciativa para mejorar las relaciones intergeneracionales, la cuestión de la diversidad o la atención a la soledad» porque «la respuesta está en lo comunitario».

Laespada ha dicho que «los retos son incuestionables y hay que afrontarlos desde el principio» para que «nadie quede fuera del bienestar y la cohesión social». «Ante el auge en Europa, España y Euskadi de la fuerza ultraderechista populista, nos tenemos que comprometer seriamente por hacer pedagogía de los derechos de los valores que crearon Europa, de los derechos humanos, de la tolerancia, de la inclusividad y de la solidaridad», ha advertido.

En ese sentido, ha asegurado que Bizkaia «es ya distinta y lo va a ser siempre a partir de ahora» porque «va a seguir siendo una sociedad mestiza y diversa, con todo lo que implica de riqueza y oportunidad, pero también de nuevos riesgos sociales y brechas que nos interpelan directamente a los poderes públicos y que tenemos que saber verlos para poder proyectar hacia futuro las soluciones».

Laespada se ha referido, de esta forma, «a la soledad no deseada y al aislamiento social» y ha reiterado que Bizkaisare es una iniciativa para «mejorar las relaciones intergeneracionales, la cuestión de la diversidad o la atención a la soledad». «La respuesta para nosotros está en lo comunitario y ahí vamos a trabajar en un espacio de convivencia intergeneracional y de mejora social», ha incidido.

Por otro lado, ha advertido que la soledad no solo se da en las personas mayores, sino que «afecta a todas las generaciones, a todas las personas y a muchos colectivos», por lo que Bizkaisare «trata de reforzar redes en la comunidad y las relaciones entre personas» porque «desde la comunidad se puede afrontar y se afronta la soledad no deseada».

En esa línea, ha puesto como ejemplo «los procesos migratorios que generan enormes situaciones de soledad» o «las personas cuidadoras en domicilios del hogar que están con personas mayores en situaciones de horas de mucha soledad».

Asimismo, ha dicho que también hay gente joven que sufre soledad y se detectan «muchos niños y adolescentes que han roto sus relaciones de redes comunitarias y están quedándose en casa, con relaciones a través de internet, lo que está generando procesos muy complejos donde las personas se sienten muy solas porque no pueden contar angustias ni malestares emocionales».

Por todo ello, ha apostado por «recuperar el tejido social que protege y cuida a sus miembros», así como por «establecer una base sólida de cuidados sociales e intergeneracionales que permita proteger a todas las personas ante las circunstancias que les ocurran a lo largo de su vida».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *