Museo Bellas Artes Bilbao revisa la figura como coleccionista privado y mecenas de Ramón de la Sota

Muestra hasta el 13 de octubre más de sesenta obras del legado familiar entre pinturas, obras sobre papel, esculturas, carteles y planos
Museo Bellas Artes Bilbao revisa la figura como coleccionista privado y mecenas de Ramón de la Sota
Archivo - Retrato de Ramón de la Sota realizado por el pintor Ignacio Zuloaga / IGNACIO ZULOAGA - Archivo
Banner de Cáritas Bizkaia (Rotación) en Bilbao

El museo Bellas Artes de Bilbao ha inaugurado este viernes una exposición de alrededor de sesenta obras donde revisa la trayectoria como mecenas y coleccionista privado de arte del empresario Ramón de la Sota y Llano (1857-1936). Patrocinada por Fundación Bancaria BBK, estará abierta hasta el 13 de octubre.

A través de esta selección de más de sesenta obras, entre pinturas, obras sobre papel, esculturas, carteles y planos arquitectónicos, la muestra, titulada «Familia Sota. Arte y mecenazgo» traslada al visitante «una idea fehaciente de la colección que llegó a reunir Sota, y de la labor de mecenazgo que ejerció y continuaron algunos de sus hijos -Alejandro, Ramón, Begoña y Manuel de la Sota Aburto- y otros integrantes de la familia» ha explicado el director del Museo, Miguel Zugaza.

La exposición reconstruye el origen de «uno de los más destacados episodios de coleccionismo privado y mecenazgo durante las primeras décadas del siglo XX en Bilbao, una época de enorme pujanza económica y comercial en la ciudad y el territorio que, a su vez, sustentó una escena artística de gran dinamismo», ha subrayado Zugaza.

Junto a Zugaza, la inauguración ha contado con la presencia e intervenciones del portavoz de la familia Sota, Ramón de la Sota Chalbaud; del director general de la Fundación Bancaria BBK, Gorka Martínez; el coordinador de Conservación e Investigación y comisario de la muestra, Javier Novo; y del alcalde de Bilbao y presidente del Patronato de la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao, Juan Mari Aburto.

Tal y como han significado, «la familia Sota fue determinante en este contexto económico, con un sólido entramado empresarial basado en compañías mineras, la naviera Sota y Aznar, Astilleros Euskalduna y otras relevantes sociedades bancarias y aseguradoras».

De su pasión por el arte da cuenta el conjunto artístico reunido, en el que la pintura ‘Vuelo de brujas’ de Francisco de Goya, cedida en préstamo por el Museo del Prado, actúa como «un eje cronológico» entre las obras de arte antiguo de Luis de Morales «el Divino», el Greco, Cornelis van der Voort o Juan Carreño de Miranda, y la modernidad ejemplificada en las obras incluidas de Darío de Regoyos, Adolfo Guiard, Ramón Casas, Ignacio Zuloaga, Aurelio Arteta o Antonio de Guezala, entre otros.

El interés de Sota por el arte, que transmitió, además, a su familia, fue más allá de la pasión coleccionista y terminó por tejer estrechas relaciones de amistad y mecenazgo con artistas en activo. De forma especialmente señalada, la muestra destaca el vínculo que Sota estableció con los pintores Adolfo Guiard e Ignacio Zuloaga.

Por último, la muestra pone de relieve su faceta como promotor inmobiliario, que ha dejado una huella de cosmopolitismo visible hoy en día en el patrimonio arquitectónico de la capital vizcaína y su entorno.

Para la ocasión, el museo bilbaíno ha editado un catálogo que analiza todas estas cuestiones e hitos en la trayectoria del naviero a través de ensayos del coordinador de Conservación e Investigación del museo y comisario de la muestra, Javier Novo; la conservadora de Arte Moderno y Contemporáneo del museo, Miriam Alzuri; la escritora e investigadora, Patricia Fernández, y la catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Salamanca especializada en Arquitectura de los siglos XIX y XX, Maite Paliza.

Ramón de la Sota y Llano reunió una extraordinaria colección de arte antiguo y moderno, repartida cronológicamente entre sus dos residencias. La de arte antiguo en el Palacio de Ibaigane en Bilbao, sede del Athletic Club desde 1988, y el arte moderno en su residencia de Lertegi, en el municipio de Getxo.

Formada por más de doscientas obras, que se conocen por los detallados inventarios que fue elaborando y aún conserva la familia, la colección Sota incluyó obras de Luis de Morales, el Greco, Cornelis van der Voort, Juan Carreño de Miranda, Francisco de Goya, Francisco Durrio, Anselmo Guinea, Darío de Regoyos, Adolfo Guiard, Ramón Casas, Ignacio Zuloaga, Aurelio Arteta, Francisco Iturrino, Julián de Tellaeche, Antonio de Guezala o José María de Ucelay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *