Un vigilante detenido por eyacular en el agua de sus compañeras

Los hechos fueron descubiertos "hace algunos meses tras una revisión de las imágenes del circuito interno de videovigilancia"
Un vigilante detenido por eyacular en el agua de sus compañeras
Banner de Pollería Ainhoa en Bilbao

El Comité Olímpico Español (COE) mostró este martes su «más absoluto rechazo ante conductas que atenten contra la integridad y la libertad de las personas», en referencia al vigilante de seguridad que prestaba servicios en la sede del organismo en Madrid y que fue detenido por eyacular en botellas de agua de sus compañeras, y defendió que es un «entorno laboral seguro».

«Ante las informaciones publicadas en varios medios de comunicación en relación con la detención de un vigilante de seguridad que prestaba servicios en la sede del COE a través de una empresa externa, deseamos manifestar nuestro más absoluto rechazo ante conductas que atenten contra la integridad y la libertad de las personas», dijo el organismo en su página web.

El COE también insistió en su «firme compromiso con la garantía de los derechos de los trabajadores» del organismo en sus instalaciones, después de que este martes fuera detenido un vigilante de seguridad que trabajaba en la sede del organismo, acusado de eyacular en varias ocasiones las botellas metálicas de agua de dos compañeras de trabajo.

Descubierto hace unos meses

Según relató el COE, los hechos fueron descubiertos «hace algunos meses tras una revisión de las imágenes del circuito interno de videovigilancia» de la sede del organismo, las cuales pusieron en conocimiento de la Policía «de forma inmediata» y «a través de la correspondiente denuncia».

«Previamente, se informó a las trabajadoras afectadas, poniendo a su disposición todos los recursos humanos y materiales de la entidad para proteger sus derechos», agregó el comunicado. También notificaron los hechos y la denuncia a la empresa externa, a la que se trasladaron medidas disciplinarias y de seguridad adoptadas por el COE, «que impedían de forma absoluta el acceso del presunto responsable a sus instalaciones».

«Desde el COE confiamos en que la investigación policial y judicial esclarecerá lo sucedido. Las autoridades cuentan desde el mismo momento en que los hechos fueron descubiertos con la total colaboración del COE», afirmó el texto publicado por el organismo.

Desde el COE defendieron que «la casa del Movimiento Olímpico es un entorno laboral seguro en el que se protegen y garantizan los derechos y libertades de todas las personas que trabajan cada día para apoyar al deporte español y para promover los valores de la Carta Olímpica».

«Ese compromiso también es irrenunciable y esencial en el funcionamiento diario de esta entidad, como se ha puesto de manifiesto ante el descubrimiento de estos hechos», concluyó el comunicado del COE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *