Euskadi reclama un plan de contingencia y «corresponsabilidad» en la acogida de menores migrantes

La consejera vasca de Bienestar advierte de que la prioridad debe ser "evitar vulneraciones de derechos humanos"
Euskadi reclama un plan de contingencia y «corresponsabilidad» en la acogida de menores migrantes
Melgosa (en el centro) ha participado por vía telemática en la reunión / ASIER BASTIDA-IREKIA
Banner de Viajes Azul Marino en Bilbao

La consejera de Bienestar, Juventud y Reto Demográfico del Gobierno Vasco, Nerea Melgosa, ha afirmado que el fenómeno migratorio, incluidas las llegadas menores de edad sin acompañamiento familiar, «es una realidad estructural y no coyuntural», por lo que se requiere de un plan de contingencia estructural y de una actitud «corresponsable» de todas las partes implicadas en la acogida de estas personas.

Melgosa ha reiterado de esta forma, antes de participar en la Conferencia Sectorial de Infancia y Adolescencia organizada por el Gobierno español en Santa Cruz de Tenerife, la postura del Ejecutivo vasco respecto a la acogida de menores migrantes sin respaldo familiar.

La consejera ha explicado que Euskadi es partidaria de implementar un plan de contingencia que atienda la crisis humanitaria actual. Dicho plan, según ha indicado, debería basarse en «una planificación, una previsión de posibles escenarios diferentes, una serie de indicadores que permitan evaluar las actuaciones desarrolladas, y una memoria económica».

Además, ha afirmado que la postura del Gobierno Vasco y de las tres diputaciones forales–las administraciones competentes en materia de protección a la infancia en Euskadi– es «común» ante la reunión de este miércoles con el Gobierno central y el resto de autonomías. De hecho, el Ejecutivo vasco y los gobiernos forales han remitido un comunicado conjunto en torno a esta cuestión.

De esa forma, ha señalado que las instituciones vascas abogan por atender las necesidades del fenómeno migratorio «desde la corresponsabilidad de todas las partes, incluido el propio Gobierno de España, que es el único competente en la gestión de las crisis humanitarias».

«Ante esta falta de corresponsabilidad se debería dar un paso significativo, pasando de una situación denominada voluntaria a una situación definida como estructural; se debe articular una respuesta cada vez más adecuada y adaptada a las necesidades», ha argumentado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *