Zehar cree que «no es una victoria definitiva» porque Youssef está libre pero «en situación irregular»

Javier Galparsoro confirma que el Juzgado de guardia de Bilbao denegó la solicitud de prolongar la "privación" de libertad del joven saharaui
Zehar cree que «no es una victoria definitiva» porque Youssef está libre pero «en situación irregular»
Banner de Obramat en Bilbao

El joven saharaui retenido desde hace días en el aeropuerto de Loiu fue puesto en libertad después de que el Juzgado de Guardia de Bilbao denegara la petición de la Policía Nacional de prolongar la «privación de libertad» de este persona durante 48 horas y por lo tanto dejó «sin efecto la limitación de su libertad deambulatoria», según ha informado Zehar-Errefuxiatuekin.

El presidente de Zehar-Errefuxiatuekin, Javier Galparsoro, ha comparecido este sábado en rueda de prensa en Bilbao para explicar la situación de este joven, al que han estado apoyando desde su llegada a Loiu, aunque ha precisado que no son sus abogados.

Tras explicar se le había denegado el asilo, ha recordado que el joven iba a ser devuelto a Marruecos este viernes pero el piloto del avión se negó a que subiera a bordo. En principio, la intención era que este domingo embarcara en otro vuelo para viajar a este país.

Galparsolo ha indicado que este mismo viernes a las siete de la tarde la Policía Nacional remitió una solicitud al juzgado del guardia de Bilbao para que le autorizará una «prolongación de esa privación de libertad por 48 horas».

Ha añadido que se produjo una comparecencia de este joven en el juzgado de guardia, en la que no estuvo presente el fiscal, y finalmente se decidió de madrugada acordar su puesta en libertad.

En la resolución, según ha precisado Galparsoro, se «deniega la continuación» de la estancia del joven saharaui en la sala de inadmitidos del aeropuerto del Loiu y se deja «sin efecto la limitación de su libertad deambulatoria».

Por lo tanto, ha asegurado que este joven está «libre» y ha manifestado que, aunque han dado «la vuelta al partido», no es una «victoria definitiva» porque está en situación irregular y, por lo tanto, si fuera detenido, podría derivar en su expulsión.

En este sentido, ha querido ser prudente y ha afirmado que «no sabe dónde está» este joven y tampoco lo desvelaría en caso de conocerlo. Asimismo, ha precisado que hay una petición para que se le reconozca el estatuto de apátrida, que no está resuelta y ha advertido de las consecuencias que podría tener su vuelta a Marruecos al tratarse de un destacado activista saharaui, sometido a «persecución».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *