Entrevista con la diputación foral de Bizkaia desde el mercado de Gernika

Hablamos con Arantza Atutxa dtora. de Agricultura de cómo hortalizas, quesos, miel, dulces y pan vuelven a llenar Gernika

Podcast Sociedad

Gernika se llena de los colores del agro vizcaíno en la vuelta a la normalidad más esperada

Cartel del Último Lunes de Gernika / ayuntamiento de Gernika

Esta mañana hemos venido a presenciar y contar la cita más esperada del agro vizcaíno. El Último Lunes de Gernika vuelve a la normalidad y hoy queremos trasladar el olor, el color y la vida en las calles del mercado más querido. Con este motivo, hemos tenido la oportunidad de charlar unos minutos con Arantza Atutxa, directora de Agricultura de la Diputación Foral de Bizkaia. Con ella, entre otros asuntos, hemos valorado el futuro de las mujeres baserritarras en nuestro territorio.

El Departamento de Sostenibilidad y Medio Natural de la Diputación Foral de Bizkaia ha elaborado un estudio sobre la situación de la mujer rural en nuestro territorio. Este estudio analiza a través de encuestas a baserritarras cuestiones como la formación de estas profesionales o la actividad que realizan dentro de las explotaciones. Servirá como herramienta para diseñar medidas que respondan a las reivindicaciones y necesidades de este colectivo. Este análisis ha contado con un alto nivel de participación, ya que 8 de cada 10 agricultoras a título principal han respondido a los cuestionarios. Además, desvela que el 93,2% de las participantes en él considera que su calidad de vida es muy buena o bastante buena.

Conocer en profundidad cómo es la realidad de las 1.431 mujeres ocupadas en el sector rural nos permite ajustar las políticas que desarrollamos a sus necesidades. Nos ayuda a descubrir a través de sus ojos las fortalezas que debemos potenciar y las debilidades que hay que superar. Y eso es fundamental para nuestro propósito de visibilizar y poner en valor su labor y ofrecerles herramientas para que la desarrollen en las mejores condiciones. Este conocimiento es imprescindible para marcar el rumbo de las medidas a adoptar en el presente y en el futuro más próximo para responder a las reivindicaciones de las mujeres rurales .

Las mujeres rurales

El estudio elaborado por la Diputación Foral de Bizkaia realiza una caracterización sociodemográfica de las mujeres rurales que desvela que prácticamente ocho de cada diez no son agricultoras a título principal. Las zonas del territorio en donde mayor medida se asientan estas mujeres son las comarcas de Enkarterri, Durangaldea y Plentzia-Mungia.

La edad media es de 58,27 años, si bien las mujeres ATP tienen un perfil más joven que las que no lo son. La edad media de las primeras es de 51,9 años y la de las segundas, 60,2. Y entre estas últimas, el 36,7% tiene más de 65 años.

El 43,8% de las baserritarras cuenta con estudios primarios, otro 24,4% cuenta con estudios profesionales y un 16% posee títulos universitarios o superiores. Las agricultoras a título principal tienen un mayor nivel formativo que las que no lo son,. En un 30% han cursado estudios de Formación Profesional y otro 20,4%, estudios universitarios o superiores.

El 53,3% habla bien o bastante bien euskera y otro 26,7% lo entiende, pero lo habla con dificultad, poco o nada.

En cuanto a la actividad principal que realizan, el 36,1% se dedica exclusivamente a la explotación (porcentaje que, lógicamente, crece hasta el 86,3% en el caso de las agricultoras de título principal), el 26,4% es jubilada o pensionista. El 25,2% trabajadora en otra actividad y el 10,1% se encuentra dedicada a las labores del hogar.

Más de siete de cada diez son titulares de la explotación

Según el estudio de la Institución foral, las cinco orientaciones de actividad que mayor peso tienen entre las mujeres son bovino de cría y carne (42,1%). Después ovino (11,6%), hortalizas en invernadero (7,8%), hortalizas al aire libre (7,6%) y bovino de leche (4,1%).

Además, el 83,6% tiene la explotación en propiedad, aunque este porcentaje es menor en el caso de las ATPs (77,9%) y un 77,3% es titular de la misma. Mientras, un 18,9% posee la titularidad compartida. Entre las agricultoras a título principal, el 70,4% es titular y el 27,1% posee la titularidad compartida.

La media de años que llevan dedicándose a la actividad agraria estas mujeres es de 26,78 años. Y entre las motivaciones por las que se dedican a ella, la principal es la tradición familiar (el 44,3% manifiesta que es la principal razón). De hecho, el 71,1% de las mujeres encuestadas proviene de una familia que se ha dedicado a la explotación agrícola o ganadera. Entre ellas, el 63,3% continúa con la explotación familiar.

El estudio también desmonta una creencia entre la población en general que relega a las mujeres a labores diferentes a las de producción y manejo en la explotación. Lo hace al desvelar que el 78,4% desarrolla esas labores, un 61,3% lleva la administración y contabilidad, el 45% realiza labores de venta. También comercialización, y atención al cliente, y el 26,8% se ocupa de la transformación del producto.

En cualquier caso, el estudio desvela que las baserritarras constatan en un porcentaje amplio (57,6%) que existen importantes diferencias entre los hombres y las mujeres que se dedican a esta actividad. Así, por ejemplo, el 83,6% se muestra muy o bastante de acuerdo con que las mujeres llevan en mayor medida que los hombres las tareas propias de las actividades domésticas y familiares a la vez que las de la explotación. El 51,8% considera que se encuentra con resistencias para que los hombres sigan sus indicaciones y sugerencias. Y el 51,4% manifiesta que ellas son en menor medida que los hombres titulares de la explotación.

Desconocimiento de las ayudas a las que pueden optar

Una de las cuestiones que destacan entre las conclusiones del estudio es el desconocimiento que tienen las mujeres rurales sobre las ayudas y subvenciones a las que pueden optar. Esto se traduce en una utilización muy exigua de las mismas. En ese sentido, sólo 32,3% de ellas conoce las subvenciones por baja maternal y sustituciones y únicamente el 8,5% las han utilizado.

Por otro lado, el 38,4% de las mujeres que trabajan en el sector rural de Bizkaia manifiesta haber realizado actividades de formación relacionadas con la actividad agrícola y/o ganadera. Sin embargo, esa proporción se incrementa notablemente entre las mujeres ATP, llegando al 65,4%. La gran mayoría de los cursos que han realizado quienes sí se han formado (78,1%) han estado relacionados con la producción agrícola y ganadera.

El 85,7% de las mujeres que han realizado actividades de formación considera que esos cursos han sido muy o bastante útiles.

Respecto a los motivos para no realizar actividades formativas, el 52,1% de las mujeres que no las hicieron alegan que no necesitan formación para su trabajo.


Si te gusta EgunOn Magazine, suscríbete en nuestros canales de podcast:

Y sigue a Radio Popular en las redes sociales:

  • Sigue todas las noticias de Bilbao y Bizkaia en nuestro Facebook
  • Conoce la radio desde dentro en nuestro Instagram
  • Los titulares y los bacalaos del Athletic al minuto en Twitter
  • Revive los mejores bacalaos en YouTube
  • Recibe las actualizaciones de nuestra programación y nuestras noticias en nuestro canal de Telegram
  • Síguenos en Twitch

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Radio Popular