¿Los espacios verdes pueden favorecer el desarrollo cognitivo infantil?

Mikel Subiza detalla este estudio para determinar la relación entre vivir en entornos verdes y un mayor rendimiento de la memoria de trabajo

Podcast Bilbao

¿Los espacios verdes pueden favorecer el desarrollo cognitivo infantil?

Mikel Subiza ha analizado los efectos de los espacios verdes y azules del entorno residencial en el desarrollo cognitivo infantil / upv/ehu
Banner de Residencia Begoñako Ama en Bilbao

Un estudio realizado por investigadores e investigadoras de la UPV/EHU con más de 1.500 niños y niñas no ha mostrado evidencias claras de la relación entre vivir en entornos más verdes o azules y un mayor rendimiento de la memoria de trabajo. El estudio pone de manifiesto la necesidad de seguir investigando, y ahora trabajan para replicar este mismo estudio en diferentes lugares europeos en el marco del proyecto LifeCycle (Horizon 2020).

Siempre se ha asociado una mejor salud a aquellas personas que viven en entornos verdes o azules, donde predominan parques, jardines, estanques, riberas, etc., y por tanto se esperan menores niveles de contaminación. De hecho, la disponibilidad de espacios verdes y azules en la zona de residencia se ha relacionado con diversos resultados en salud durante la infancia, incluido el neurodesarrollo. Algunos estudios han mostrado que los niños y niñas que viven en zonas más verdes y/o azules obtienen mejores puntuaciones en tareas cognitivas, aunque otros estudios no han podido confirmarlo.

El investigador Mikel Subiza, del Departamento de Psicología Clínica y de la Salud y Metodología de Investigación de la Universidad del País Vasco, ha querido abordar esa investigación estudiando el impacto de estos espacios en su salud y desarrollo cognitivo. Para ello ha utilizado datos provenientes del estudio INfancia y Medio Ambiente, INMA, que “recoge datos de una cohorte de mujeres embarazadas que fue reclutada en la primera década de los años 2000 y a la que se le realiza un seguimiento a lo largo de los años para ver cómo evoluciona su salud y la de sus hijas e hijos en diversos ámbitos”, comenta. En dicho contexto, el estudio ha contado con datos de 1.500 niños y niñas de entre seis y doce años de diferentes lugares del estado.

En el estudio se han analizado “los efectos de los espacios verdes y azules del entorno residencial en el desarrollo cognitivo infantil (es decir, en sus capacidades de atención, de memoria, de inteligencia, etc.), para ver si niños y niñas que viven en entornos más verdes obtienen mejores puntuaciones. Concretamente hemos estudiado la memoria de trabajo infantil: una función ejecutiva que surge de la interacción entre la memoria y la atención y nos permite mantener y manipular información durante cortos periodos de tiempo”, explica Subiza.
La disponibilidad de grandes espacios naturales no predijo el rendimiento de la memoria de trabajo.


Si te gusta EgunOn Magazine, suscríbete en nuestros canales de podcast:

Y sigue a Radio Popular en las redes sociales:

  • Sigue todas las noticias de Bilbao y Bizkaia en nuestro Facebook
  • Conoce la radio desde dentro en nuestro Instagram
  • Los titulares y los bacalaos del Athletic al minuto en X
  • Revive los mejores bacalaos en YouTube
  • Recibe las actualizaciones de nuestra programación y nuestras noticias en nuestro canal de Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *