Gervasio Sánchez publica la edición renovada de su obra "Vidas Minadas"

El fotoperiodista Gervasio Sánchez nos relata cómo cambió su vida al dar testimonio de las víctimas de las minas anti-persona

Podcast Sociedad

«Vidas Minadas»: 25 años relatando el horror del enemigo escondido

Imagen representativa de lo que supone ser víctima de minas anti-persona / Gervasio Sánchez (Twitter)
Banner de Obramat en Bilbao

«La guerra no acaba cuando se firma un papel. La guerra acaba cuando las consecuencias se olvidan». Y para muchas víctimas, esas consecuencias las sufrirán hasta el final de sus días. Gervasio Sánchez sigue manteniendo contacto con muchas de estas personas. Porque con algunos de ellos sigue trabajando y dando testimonio de su historia desde hace 25 años. A muchos los conoció siendo niños, ya mutilados. Ahora son adultos que intentan seguir viviendo a pesar de su discapacidad. «Sus historias forman parte de mi biografía personal. Les conozco incluso más que a mi propia familia». Se habla mucho, se dice mucho de lo que se hace pero a muchos lugares la ayuda y el reconocimiento nunca llega. Promesas incumplidas de los gobernantes. En contraposición, recuerdo a José Angel Cuerda, alcalde de Vitoria que me ayudó desde el primer momento e implicó a Euskal Fondoa. Vamos a presentar esta exposición en octubre en el país Vasco.

Adaptación

Cada historia tiene sus singularidades. Las víctimas de mutilaciones son víctimas para siempre. Sus vidas quedan muy golpeadas pero también «intento con este proyecto que los ciudadanos entiendan que merecen toda la dignidad y el respeto». Son historias de vida y son personas que han demostrado que «los seres humanos -casi siempre las victimas, no los verdugos- suelen ser bastante más valientes, generosos y que la mayor parte de políticos y diplomáticos que no hacen más que hablar y luego nunca cumplen».

La ruleta mediática

«Llevaba más de una década cubriendo conflictos armados al ritmo impuesto por  la ruleta mediática. Una guerra aparecía y desaparecía de las portadas en función del primer impacto. Los periodistas estamos siendo utilizados por una maquinaria infernal que produce dramas que sólo se cuenta superficialmente en función del primer impacto televisivo. Es un agravante para el dolor. Los periodistas trabajamos en base a agendas impuestas por poderes fácticos económicos y políticos. Además, el gobierno no ha impedido que se sigan vendiendo armas. Y la más beneficiada es la industria armamentística, especialmente la vasca».


Si te gusta EgunOn Magazine, suscríbete en nuestros canales de podcast:

Y sigue a Radio Popular en las redes sociales:

  • Sigue todas las noticias de Bilbao y Bizkaia en nuestro Facebook
  • Conoce la radio desde dentro en nuestro Instagram
  • Los titulares y los bacalaos del Athletic al minuto en X
  • Revive los mejores bacalaos en YouTube
  • Recibe las actualizaciones de nuestra programación y nuestras noticias en nuestro canal de Telegram

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *