Deportes

"Ni yo me creo que esté vivo, pero no pasé miedo porque sabía que no iba a haber un mañana", Txikon

Banner de Cáritas Bizkaia (Rotación) en Bilbao

Alex Txikon está ya de vuelta en casa, tras casi tres meses en el Everest, aunque finalmente tuvo que renunciar a su plan inicial de ser el primero en hacer cumbre en invierno y sin oxígeno artificial. El lemoarra extrae en Radio Popular-Herri Irratia las lecciones positivas de la experiencia, y sobre todo el hecho de poder decir que ha regresado, tras la avalancha que estuvo cerca de acabar con su vida: «Probablemente haya sido la vez que más cerca he estado de morir, ni yo me creo que esté vivo. Pero no pasé miedo, porque sabía que no iba a haber un mañana».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *