Bizkaia

"Estamos sufriendo cuando se acerca el fin de semana", Santiago, vecino de Rodríguez Arias

La discoteca MOMA de Bilbao continúa siendo foco de la polémica con los vecinos de los últimos números de Rodriguez Arias y el Hotel Illunion. Acusan a la gerencia de la discoteca y al Ayuntamiento de Bilbao de connivencia, ya que, a pesar de tener una orden de cierre de cuatro meses, ha abierto sus puertas en un mes. Por su parte, el Hotel Illunion ha interpuesto una demanda civil contra la empresa titular de la discoteca ante el daño reputacional y económico que están sufriendo por los ruidos procedentes de esta sala de fiestas. Hemos hablado con Alvaro Díaz Munío, director del Hotel Illunion, y con dos vecinos afectados que han preferido ocultar sus verdaderos nombres.

Radio Popular