Bizkaia

La vista cansada, un mal inevitable a partir de los 50 años


El tiempo no perdona. Entre los 40 y los 50 años todas las personas desarrollan presbicia o vista cansada. Forma parte del proceso del envejecimiento natural de los ojos y como nos ha contado hoy el doctor Juan San Cristóbal, conlleva la pérdida de la capacidad de enfocar.
Cuando este proceso de inicia aparecen estos síntomas: dificultad para enfocar los objetos de cerca y necesidad de más luz para poder ver, por lo que tendemos a estirar instintivamente los brazos para poder leer. Este hecho puede acentuarse con la fatiga visual y el ojo seco, derivados del uso cada vez más extendido de pantallas.