El Amorebieta muere en la orilla en un partido marcado por el VAR

Un penalti inexistente supuso el 2-0, reaccionaron bien los azules con los cambios, pero el gol de Etxaburu finalmente no sirvió para sumar
Larrazabal durante el partido / SD AMOREBIETA

Los azules no consiguen sumar en su visita al Heliodoro. Un partido que tuvo de todo: polémica, expulsión, lesión y emoción hasta el final. El partido quedó marcado por un penalti señalado a favor del Tenerife, en una acción no merecedora de tal sanción. El conjunto zornotzarra jugó casi una hora con uno más. Estuvieron cerca del empate, pero no obtuvieron ningún premio. Etxaburu marcó el gol azul con un gran cabezazo en el primer palo. El conjunto chicharrero provocó que el juego se frenara y corrieran los minutos. No desistieron los azules que gozaron de acercamientos hasta el 96 que se alargó el envite. Quinto partido lejos de Lezama, y apenas un punto, el sumado en Can Misses frente al Ibiza.

Iñigo Vélez de Mendizabal sorprendió con la suplencia de Luengo, que volvía tras cumplir sanción, y que lo había jugado todo hasta su expulsión frente al Eibar. La otra novedad fue Olaetxea en el centro del campo, en lugar de Iker Bilbao. El partido arrancó sin dominador claro y sin ocasiones de peligro claras para ninguno de los dos equipos. En el minuto 29 llegó la acción de doble castigo para el Amorebieta, Elady marcó para los tinerfeños y Santamaría se lesionó en el intento de sacar el balón. En su lugar, entró Mikel Saizar. El portero de Ibarra, debutó con el Amorebieta a sus 38 años. Tras el gol, el conjunto zornotzarra se fue estirando y controlando más el balón, pero sin asustar demasiado los dominios de Juan Soriano. En el minuto 38, García Verdura expulsó al jugador del Tenerife Mellot después de que este le propinara una patada a Ozkoidi a destiempo. Con el 1-0 en el marcador se llegó al final de un primer tiempo que terminó apretando el cuadro bizkaino.

El segundo tiempo arrancó con el Amorebieta dominando el balón y llevando al Tenerife a replegar. Sin embargo, el minuto 64, el cuadro zornotzarra se vio perjudicado por un penalti inexistente. El VAR decidió llamar al colegiado García Verdura a revisar la acción, que posteriormente, castigaría con la pena máxima. La acción polémica fue una disputa dentro del área pequeña en la que Irazabal despejó el balón impactando también en el rostro de Sipcic, que buscó el esférico muy abajo con la cabeza. Lo transformó Shashoua, para poner el 2-0. Reaccionó bien el Amore, que a los cinco minutos acortaría diferencias por medio de Etxaburu, que acababa de entrar, con un gran remate de cabeza. Los cambios de Vélez, que modificó el esquema dejando cuatro atrás, surtieron efecto. Sobre todo, Amorrortu fue lo más destacado del equipo desde que entró al terreno de juego. Los zornotzarras lo intentaron, pero murieron en la orilla y continúan con sus pobres resultados como visitante, donde solo suman un punto.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *