Claro que se puede

El apoyo de la grada volverá a ser fundamental para apear de la copa a la bestia negra del Athletic Club
La grada de San Mamés animando durante un partido / Athletic Club

Marcelino suele decir que el rival no está contento cuando les toca la bolita del Athletic y estoy convencido de ello porque los leones son un rival altamente competitivo en este tipo de torneos cortos sin red. En la otra dirección sucede lo mismo con el agravante de que los merengues ya han derrotado a los leones en 3 partidos disputados en 3 escenarios distintos. Aún con todo, nadie duda en Bilbao que su equipo alcanzará las semifinales.

Los 40000 fieles que acudan este jueves a su “Catedral”, no pueden ser más por las restricciones, empujarán al equipos tanto o más que el día del Barca. En eliminatorias tan complicadas, el aliento de la grada vale, al menos, medio bacalao. Con ese factor ya cuentan los jugadores. La pelota está por tanto en su tejado.

Marcelino debe analizar bien los tres partidos previos para averiguar cómo ganar al equipo de Ancelotti. Del duelo del Bernabéu la conclusión fue clara: faltó pegada. Se crearon muchas oportunidades y no se marcó ninguna. En el partido de Bilbao, el Real Madrid sorprendió con 2 goles muy rápidos que noquearon a los locales. Por mucho que tú quieras salir a presionar y robar, no puedes permitirte dos errores de ese calibre ante un conjunto de tanta calidad. Es letal. Y de la final de la Supercopa en Arabia Saudí nos quedamos con la lectura contraria. El equipo fue miedoso. Atacó con menos gente para protegerse y estuvo muy lejos de inquietar a Courtois. Extraigamos conclusiones.

La duda de Karim Benzema

Para el Athletic sería una gran noticia que el delantero francés no pudiera estar sobre el césped. No olvidemos que ha marcado 4 goles en los 3 enfrentamientos previos de la temporada. Sin olvidar su histórico en los choques ante el Athletic. Muchos quieren tener siempre a los mejores jugadores enfrente para engrandecer su victoria. Yo soy más pragmático. Si no tienes delante a los mejores, tus opciones de pasar de ronda crecen exponencialmente. Nunca aspiré al premio Fair Play de la FIFA.

La micro rotura grado I que parece sufrió Benzema no tiene por qué apartarle del los cuartos de final de Copa. Otra cosa es que esté desde el inicio o no. Sería razonable pensar que Ancelotti quiera preservarle en el banquillo y echar mano de él sólo en caso de necesidad. No olvidemos que en menos de dos semanas se cruzan en Champions contra el Paris Saint Germain. La lógica, la prudencia, invitan a pensar así, pero yo tengo la mosca detrás de la oreja y no me extrañaría mucho verle en el once de mañana sobre el césped de San Mamés, que por cierto, sigue sin ser ese tapete verde inmaculado del que tanto presumíamos.

Los brasileños estarán todos y relativamente descansados. Valverde llegará algo más cansado, pero tampoco es titular habitualmente. No hay que esperar ayudas de ningún tipo. Los leones deben vestirse con su traje de las mejores noches. El traje de gala que acompaña al buzo de trabajo. Al abrigo de tu gente cualquier cosa es posible. La empresa es complicada ciertamente, pero éstos son los partidos que gusta jugar y estar en el campo. Los que no se olvidan. Se puede, claro que se puede.

Un comentario en “Claro que se puede

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular