12 finales, 36 puntos, un sueño

A pesar de vivir la peor racha de la temporada, el Amorebieta aún está a tiempo de revertir la situación y prolongar su aventura en la élite
Orozko peleando con Lombán una jugada / SD AMOREBIETA

El Amorebieta quiere abonarse a la épica. Nunca les han dado nada hecho. Siempre han tenido que ganarse los puntos sin ayuda de nadie. Probablemente más difícil fue la gesta de la temporada pasada ascendiendo a Segunda, cuando nadie los incluía entre los favoritos. La papeleta es similar en cuanto a la lógica. La lucha con equipos con mucho mayor potencial económico, social y deportivo, sitúan al Amore como uno de los equipos destinados a dejar la categoría. Pero el humilde club de Urritxe, desplazado a Lezama, quiere revelarse ante todo esto y aferrarse a prolongar su sueño una temporada más. Tendrán que lidiar también con que la balanza arbitral caiga continuamente en contra. Pese a los golpes que sigan recibiendo, nunca arrojarán la toalla. La derrota del Mirandés, que marca la salvación, da aún esperanzas. Doce finales por delante, 36 puntos aún en juego y siete puntos de diferencia con el sueño de la permanencia.

6 en casa y 6 fuera

Las cuentas más optimistas no dejan ninguna duda de que se puede lograr la permanencia. Sin embargo, las últimas dos derrotas en casa frente a rivales directos como Málaga y Leganés han podido minar la moral del equipo y de la parroquia zornotzarra. Tanto es así que han provocado la destitución de Iñigo Vélez de Mendizabal, artífice del histórico ascenso. Ahora con el que fuera su segundo de a bordo al frente, Haritz Mujika. La extensa categoría de plata permite que nunca sea tarde para darle la vuelta a la tortilla. 12 jornadas por delante: 6 en Lezama y 6 a domicilio. La primera de estas doce no será ni mucho menos fácil, pero por todos es sabido que el Amorebieta se crece en escenarios y ante rivales importantes, con la excepción de Pucela. Ahora será el Eibar, un espejo donde mirarse, el líder de Segunda, un derbi vasco. El próximo domingo 20 llegará la primera de las seis en Lezama, ante un desahuciado Alcorcón con el que no hay que confiarse. De ahí en adelante, quedan por visitar el feudo azul: Ibiza, rivales directos como Mirandés y Fuenlabrada, además de Huesca y Ponferradina. Lejos de casa, queda por visitar los estadios del Zaragoza, Las Palmas, Real Sociedad B, Almería y Cartagena.

Volver a la esencia

Con el paso de las jornadas, las virtudes y fortalezas que llevaron a los azules a LaLiga SmartBank se han ido diluyendo, como bien destacó Mujika en su presentación. La presión alta y coordinada; el juego rápido y directo; los centros laterales y el balón parado; las segundas jugadas y la solidez defensiva. Todas las características que forjaban al Amorebieta han ido perdiendo protagonismo en mayor o menor medida. La delicada situación en la que ha entrado el cuadro en este tramo de la temporada, con tres derrotas consecutivas por primera vez en este curso, antoja necesaria la vuelta a la esencia azul. Ese estilo les ha llevado a vivir su sueño y a sumar gran parte de los 26 puntos que acumulan. Asimismo, jugadores importantes del ascenso y de la primera mitad de este curso han desaparecido inesperadamente. Sobre todo, llaman la atención los cuatro partidos sin jugar del capitán Iker Seguín, con su gran capacidad para precisar centros, que tanto se echó en falta el pasado domingo en Lezama. También han ido perdiendo peso varias piezas habituales hace meses como Larrucea u Orozko, entre otros.

¿Modificar el esquema?

Algunas voces ya pedían algo más de flexibilidad a Vélez de Mendizabal para probar cosas nuevas en cuanto a la formación, ya que resultaba innegociable el 5-3-2 del técnico gasteiztarra. Algo similar a lo que sucede con el 4-4-2 a Marcelino en el Athletic. Ahora, con Haritz Mujika al frente del conjunto zornotzarra, tampoco se presume un cambio drástico en el esquema. Sin llevar a cabo un giro de 180º en el esquema, se podría vislumbrar alguna adaptación que contrarreste el juego que practique el rival, como bien hizo el Málaga en Lezama igualando la formación de los azules. Veremos cual es la primera apuesta de Mujika en Ipurua, plaza complicada para iniciar su andadura.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular