Ponsarnau acepta «el reto» de entrenar al Bilbao Basket sin «vender humo»

El técnico catalán apela a la "sensatez" para crear un equipo que "ilusione a la marea negra"
Ponsarnau junto a Isabel Iturbe y Rafa Pueyo / Aitor Arrizabalaga (Bilbao Basket)

Jaume Ponsarnau ya ejerce como entrenador del Surne Bilbao Basket. El técnico catalán se presentó ante los medios de comunicación en el Bilbao Arena con un discurso pausado, fuera de grandes promesas y con los pies en el suelo. “No soy un entrenador de vender humo, cuando lo he intentado se me nota demasiado”, aseguró.

Ponsarnau reconoce que afronta el «reto con muchísima ilusión, un reto aún más importante viendo lo bien que lo ha hecho el Surne Bilbao Basket estas últimas temporadas». El técnico ha destacado el gran trabajo de Alex Mumbrú. «El trabajo del club y la afición hacen de este reto un reto precioso, aún le doy más mérito porque en alguna de las temporadas el arranque no fue bueno, pero el trabajo del equipo, del cuerpo técnico, del club y de Miribilla, que reconfortó al equipo en los malos momentos y en los buenos disfrutó como nunca, ha sido excelente. Eso hace ver este proyecto desde fuera con muchísima ilusión», reconoció.

El nuevo entrenador del Surne Bilbao Basket aseguró que en cuanto conoció el interés del equipo de Miirbilla no lo dudó, pero sí pidió esperar a que terminase la temporada con el Girona. «Cuando estaba sin trabajo, me llamo Girona para ver si les podía ayudar en ese momento decisivo de la temporada, echar una mano al entrenador y contribuir con mi experiencia. He aportado pocas cosas comparado con lo que yo he recibido a cambio», aseguró.

Ponsarnau de momento cuenta en su plantilla con Hakanson, Rigo, Goudelock y Reyes. «Vamos a trabajar duro para tener la mejor defensa y que se muestre el orgullo de representar esta camiseta. Tengo ganas de ganar todos los partidos que juguemos. Tenemos que ser uno de los 16 mejores, luego de los 15, 14… desde la sensatez», asume.

Salgado sigue

Javi Salgado seguirá siendo entrenador asistente y de momento no hay decisión tomada al respecto del resto de los técnicos que acompañarán a Ponsarnau, pero se pretende mantener el máximo de la actual estructura.

Del resto de la plantilla tanto Ponsarnau como Rafa Pueyo, director deportivo, piden paciencia. «Te tienes que adaptar a las calidades, para potenciarlas al máximo y, otras veces, para disimular las no calidades. Hay que estar abierto a todo. De lo que estoy convencido es de que Miribilla se va a sentir orgullosa de lo que hagamos en pista. Vamos a ver si seremos una defensa más proactiva o reactiva pero sobre todo que nuestra propuesta sea incómoda para el rival, veremos si en ataque nuestra propuesta es más dinámica o hay que trabajar más con contacto para encontrar nuestras calidades pero vamos a jugar bien a baloncesto».

Finalmente, se mantiene vivo el interés por la continuidad de Luz, Inglis y Withey. Rafa Pueyo no descarta acudir al derecho de tanteo en los tres casos.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Radio Popular