Reprogramación genética en ratones: ¿Estamos más cerca de la eterna juventud?

El avance podría funcionar en humanos en el futuro
Reprogramación genética en ratones: ¿Estamos más cerca de la eterna juventud?
Ratón de laboratorio / Europa Press
Banner de Álava Turismo en Bilbao

Un grupo de investigadores de una empresa Norteamericana acaban de publicar un trabajo en el que afirman haber prolongado la esperanza de vida de ratones de edad avanzada. Aunque los datos no han sido revisados todavía por otros expertos del campo, podría significar un paso adelante para el alargamiento de la vida humana.

El envejecimiento tal y como lo conocemos es un complejo proceso que afecta a todas las partes de nuestro cuerpo. Desde procesos celulares hasta el deterioro del funcionamiento de tejidos y órganos, es normal que nuestro cuerpo pierda facultades con en tiempo. La vejez es inevitable, pero este novedoso estudio nos da esperanzas de evitarla mediante terapia genética.

Doblando la esperanza de vida y disminuyendo la fragilidad

Científica trabajando en un laboratorio

En el estudio publicado por los científicos de Rejuvenate Bio, un grupo de ratones de edad avanzada han sido reprogramados genéticamente. Los resultados son sorprendentes, llegando a doblar la esperanza de vida y disminuyendo la fragilidad. Además, las mismas células que modificaron en los ratones se han encontrado en el cuerpo humano. Esto sugiere la posibilidad de poder recrear estos resultados en humanos.

Aunque son buenas noticias, profesionales del área externos al proyecto advierten del estado primitivo en el que se encuentra: «El resultado es muy llamativo y parece refrendar el potencial rejuvenecedor de esta estrategia. Pese a ello, la aplicación real de este descubrimiento es muy lejana y debe ser tomada únicamente como un paso más en la investigación en esta línea», señala Manuel Collado, director del Laboratorio de Senescencia Celular, Cáncer y Envejecimiento del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago de Compostela.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *