El Athletic femenino se vuelve de vacío de Madrid

Quinta derrota consecutiva de las de Iraia Iturregi que se quedan a tres puntos del descenso
El Athletic femenino se vuelve de vacío de Madrid
Momento del choque entre Atlético y Athletic / ATHLETIC CLUB
Banner de Obramat en Bilbao

El Athletic femenino cayó por la mínima (0-1) en su visita al Atlético de Madrid. Quinta derrota consecutiva en liga de las de Iraia Iturregi. Era una salida difícil y se complicó aún más tras la expulsión de Zubieta en el minuto 65. A pesar de todo, las rojiblancas aguantaron hasta que en el minuto 92 Menayo firmó el doloroso tanto de la derrota.

El primer equipo femenino de Lezama para por la Copa de las Naciones y no reanudará la liga hasta el sábado 4 de marzo cuando las bilbaínas viajen a Huelva para medirse al Sporting. Ambos equipos aparecen con 17 puntos, solo 3 por encima del descenso lo que acrecienta la importancia del choque.

Película del partido

Como era de esperar el Atlético de Madrid salió dominador en su campo. El Athletic lo pasó mal durante el primer tramo de encuentro con un tiro al poste incluido. Banini primero y después Staskova probaron a Quiñones, inspirada en el partido, que resolvió bien los intentos de las madrileñas. Peke tuvo una gran ocasión, pero su tiro con la zurda se marchó desviado. Mejor oportunidad fue la que disfrutó Landaluze al rematar un córner botado por Pinedo. Las fuerzas se habían igualado y con un Athletic compacto y solidario se llegó sin goles al descanso.

Tras la reanudación, el choque siguió manteniendo la tónica de la igualdad. Con buenos minutos de las leonas en Alcalá. Sin embargo, llegó una rigurosa expulsión por roja directa a Maite Zubieta en el minuto 65. El Athletic se quedaba con una menos. Marta Unzué y Ane Azkona ingresaban en el terreno de juego tras dos meses de ausencia. En el minuto 74, Ludmila a la media vuelta se topó con el larguero cuando más apretaban las de Cano. Ajibade y Latorre atacaron el marco de Quiñones. La mañana comenzaba a hacerse larga en Madrid para las zurigorri. Quiñones se puso el traje de heroína. Estuvo firme en el chut a bocajarro de Ludmila y sacó una brillante mano al tiro de Bárbara en el 85. Lástima que nada pudiera hacer para detener el tiro raso y colocado de Menayo que fue la sentencia de las leonas. Toca cargarse de energía en el parón para afrontar un mes de marzo que traerá la ilusión copera y algunas futbolistas lesionadas de vuelta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *