El bacalao: de los goles, a los sellos

El sello ha sido presentado este viernes en Bilbao en el restaurante de Fernando Canales
El bacalao: de los goles, a los sellos
Banner de Pollería Ainhoa en Bilbao

El bacalao más allá de ser ese grito que lleva acompañando durante décadas a los goles del Athletic Club en Radio Popular, también será el representante gastronómico de Euskadi en una serie filatélica que recorre las diferentes comunidades autónomas con sellos de sus platos más típicos. 

Correos, en colaboración con la Academia Vasca de Gastronomía, han dado a conocer este viernes en Bilbao el sello conmemorativo dedicado a la receta del bacalao al pil-pil. Este plato ha sido el elegido para representar a Euskadi en la serie filatélica «Gastronomía: España en 19 platos».

La presentación del sello ha tenido lugar en el Restaurante Atelier Etxanobe, del chef Fernando Canales, quien ha estado acompañado en el acto por la presidenta de la Academia Vasca de Gastronomía, María del Mar Churruca, y la directora de Filatelia de Correos, Leire Díez.

Fernando Canales, el elegido para ilustrar el sello

Canales fue, precisamente, el cocinero elegido para elaborar el plato que luego sirvió para ilustrar el nuevo sello. Durante el acto, se ha procedido al matasellado conmemorativo del timbre. Ambas responsables han recordado que, en colaboración con la Real Academia de la Gastronomía, Correos inició hace tres años un nuevo recorrido por los platos más emblemáticos de España y, dentro de esta serie, el bacalao al pil-pil ha sido seleccionado como el plato típico vasco para representar a la gastronomía de Euskadi.

El formato de emisión de este timbre es una Hoja Bloque.

En este diseño, el sello está enmarcado y este marco aumenta la superficie disponible, lo que permite dar más información sobre el motivo que se presenta.

La Hoja Bloque del bacalao al pil pil recoge los cuatro ingredientes necesarios para elaborar este plato: tajadas de bacalao, aceite de oliva virgen 0,4º, ajos y guindillas. El pescado se presenta antes y después de ser cocinado, en este último caso, en su tradicional cazuela de barro dispuesto para degustar. El autor de la imagen del sello es el fotógrafo Josu Garro.

La preparación al pil pil se aplica en forma general solo a los pescados y su nombre es una onomatopeya del borboteo del aceite en el momento de presentar el plato a la mesa, cuando está justo en su punto. Otras teorías apuntan a que el nombre procede del movimiento giratorio que se realiza con la cazuela hasta conseguir la consistencia de la salsa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *