La defensa de Ibar mantiene ante el Tribunal que no hay «pruebas sólidas» para mantener la perpetua

Nascimento cree que se quebró la cadena de custodia en la prueba de ADN y que el testigo clave de la acusación fue influenciado por la Policía
La defensa de Ibar mantiene ante el Tribunal que no hay «pruebas sólidas» para mantener la perpetua

La defensa de Pablo Ibar ha mantenido ante el Tribunal de apelaciones de Florida que sigue sin haber «pruebas sólidas» para mantener la condena a cadena perpetua a su defendido por la comisión de un triple crimen.

El letrado Joe Nascimento ha defendido que se quebró la cadena de custodia en la prueba de ADN y que el principal testigo de la acusación fue «influenciado» por la Policía.

Nascimento puso en cuestión el valor de las pruebas que se utilizaron en el último juicio en el que el preso fue condenado a cadena perpetua, según ha informado la Asociación Pablo Ibar-Juicio Justo.

En la vista, Joe Nascimiento sustentó su solicitud de anulación de la sentencia en doce motivos, entre los que ha destacado «las irregularidades» que se cometieron durante el proceso, así como las decisiones de «absoluta parcialidad» en las que incurrió el juez.

Dudoso testimonio

De la misma manera, Joe Nascimento puso en duda ante la Sala «la veracidad» del testimonio de un residente de la zona donde se perpetraron los delitos, llamado Gary Foy. Foy, que resultó clave para la Fiscalía, manifestó que, en la fecha en la que se perpetraron los asesinatos, vio a Pablo Ibar sentado en el asiento del copiloto del coche de la marca Mercedes de Casimir Sucharski.

Nascimento también se referió a la actuación del magistrado Dennis Bailey, que dirigió el último juicio, al que acusó de «abusar de su discrecionalidad». También reprochó que al magistrado que apartara del jurado a uno de sus miembros que denunció haber sufrido presiones por parte de sus compañeros, algo que hizo público en las redes sociales.

Fiscalía

Posteriormente, tomó la palabra la representante de la Fiscalía, Deborah Koenig, quien sostuvo que el proceso judicial se ajustó en todo momento a la legalidad. Además, argumentó que, en el caso del jurado expulsado, el juez había tomado la decisión «correcta», ya que los tribunales, según precisó, no deben intervenir en lo que discusiones internas de los miembros de un jurado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *