Un parón para coger impulso

Tras la pausa de selecciones los leones se jugarán el pase a la final de Copa
Un parón para coger impulso
La afición del Athletic festeja la última victoria en Pucela / Athletic Club
Banner de Kurago en Bilbao

El calendario nos muestra que nos acercamos a la fase decisiva de la temporada, donde te juegas las habichuelas. La victoria en Valladolid ha servido para cortar una mala racha de resultados y reencontrarse con las buenas sensaciones de cara a lo que está por venirle a los leones. Aún así el margen de error sigue siendo pequeño en LaLiga para pelear por los puestos nobles.

La victoria del Villarreal en Iruña mantiene a los de Valverde a 5 puntos de Europa, pero al menos no se descuelgan de la pelea por las plazas continentales. De hecho, la jornada ha permitido que los rojiblancos, con su victoria en Pucela, alcancen la séptima posición. Superan en la tabla a Osasuna, que cayó ante el submarino amarillo y al Rayo Vallecano, que no pudo pasar del empate ante el Girona. Si el Athletic alcanzara la final de Copa y mantuviera esta posición, tendría el billete europeo asegurado. Lástima que aún falten 12 jornadas para concluir el campeonato.

El foco gira hacia la Copa

El siguiente compromiso oficial de los rojiblancos es contra el Getafe en San Mamés. Dado lo apretado de la tabla no se puede fallar y menos en casa. No será fácil por dos motivos principalmente. El primero: los de Sánchez Flores vienen de sumar 10 de los últimos 15 puntos y están en un momento dulce de la temporada y el segundo: la atención de los leones se va a trasladar al partido copero.

La historia nos ha enseñado que a este equipo le cuesta mantener una regularidad con tan corto espacio de tiempo entre un duelo y otro. Con solo 3 días entre el compromiso liguero y el del KO, lo normal es que Valverde se guarde alguna bala para luchar por el título de Copa en La Cartuja. París bien vale una misa.

Osasuna paga la novatada

Si al Athletic le cuesta mantener el nivel en dos competiciones a estas alturas de la Copa, que vamos a decir del rival, el ‘outsider’. La ilusión tiene su parte positiva, pero también acarrea una presión y una carga de distracción importante. No parece casualidad que desde el partido de ida de la semifinal de Copa en El Sadar, los de Jagoba Arrasate sólo hayan sumado un punto de nueve posibles jugando dos partidos en casa, ante Villarreal y Celta. Perdieron a domicilio en Mestalla donde el Valencia tampoco asusta demasiado.

Sin estar a un gran nivel, los leones han obtenido desde ese choque copero cuatro puntos de nueve, jugando dos de esos encuentros fuera de casa. El partido de San Mamés fue además contra el Barca y todos vimos lo que sucedió. No creo que sea significativo, pero si marca una tendencia. El Athletic ha sabido aparcar la Copa, por ahora, aunque eso no te garantice nada de cara a la vuelta de semifinales en La Catedral. Semana para coger impulso. Es la calma que precede a la tempestad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *