Un portero, dos golazos y tres puntos

Las dianas de Núñez y Avilés y un excelso Magunagoitia (único portero en la lista) dan el triunfo a un Amore que jugó con diez desde el 47'
Un portero, dos golazos y tres puntos
Banner de Ruta del Vino Rioja Oriental en Bilbao

A la décima fue la vencida. El Amorebieta acumulaba una pésima racha de nueve jornadas sin saborear los tres puntos y la visita del Tenerife a Lezama puso fin a una trayectoria que había supuesto que el equipo cayera al descenso hace ya algunas jornadas. Cierto es que la victoria ante los canarios (2-0) no saca a los azules de esas plazas que tienen como destino la 1ª RFEF, pero la luz que señala el final del túnel se ve ahora con algo más de intensidad.

El triunfo tuvo como base dos golazos y el enorme desempeño de Magunagoitia bajo palos. Y con el mérito añadido de jugar desde el 47′ con uno menos por la expulsión de Sibo, en una acción que no era merecedora de tal castigo en ningún caso. En la recta final del choque, y en el corto lapso de dos minutos (85′ y 87′), Elady veía dos amarillas y enfilaba asimismo el camino a los vestuarios, para dejar al conjunto de Asier Garitano también con diez efectivos.

Núñez abre el marcador con otro misil

El Amore comenzó el duelo apretando en área rival, si bien es cierto que la primera oportunidad de serio peligro llevó el sello de los ayer vestidos de rosa: Ángel se marchó hacia la meta vizcaína, vio a la derecha a Enric Gallego solo y ahí emergió la figura de Magunagoitia para negarle el gol. Minutos antes ya había intervenido con éxito en otra acción, y en todo caso serían las primeras apariciones de un Jonmi que se vistió de héroe para completar un enorme partido.

Y en el 27′ llegaba el primero de la tarde. Gran conexión entre Sibo, Dorrio y Alvaro Núñez, quien alojaba con la zurda el balón en la escuadra contraria. Espectacular gol del 15, sumando de esta forma la segunda diana del curso, de nuevo de muy bella factura, como el logrado ante el Espanyol. Con esa ventaja, y las buenas sensaciones del equipo, se llegaba al descanso.

Remando contra los elementos

En la reanudación, y en concreto nada más comenzar el segundo acto, el colegiado murciano Lax Franco decidió convertirse en protagonista. Corría el minuto 2 y Sibo era expulsado con roja directa. El lance no daba en absoluto como para tomar tan drástica determinación, a la que tampoco se le puso freno desde el VAR, de modo que el Amore se quedaba con uno menos… y con toda la segunda parte por delante. La situación tornaba a inquietante, con tantos minutos por jugarse y ante un rival en superioridad numérica y necesitado de romper su particular mala racha, con dos puntos y dos goles en las cinco jornadas precedentes.

Sin embargo, los nubarrones que podíamos presagiar se esfumaron con otro gran gol. Sólo habían pasado diez minutos de la expulsión de Sibo, y Dorrio tomó el mando de las operaciones para firmar una gran jugada en banda izquierda. Tras burlar a los rivales que le salieron al paso, entregó un gran balón a Avilés quien, desmarcado, lograba conectar la zurda para batir a Soriano. Abría así el madrileño, de paso, su cuenta goleadora.

Una sufrida tercera victoria

Con algo más de media hora por delante, el Tenerife se fue con todo arriba para buscar reducir distancias en el luminoso. Los insulares pusieron cerco al área vizcaína pero finalmente sin premio. La madera en dos ocasiones, acciones a título individual de Gayá o Núñez, o sobre todo un muy inspirado Magunagoitia, confirmaban la tercera victoria para el Amorebieta. Son ahora 14 los puntos acumulados y con la visita al Elche en el más próximo horizonte (domingo, 16:15).

Y, a modo de anécdota (porque finalmente no pasó a mayores), decir que Mujika no pudo contar con un guardameta suplente. A la convocatoria de Campos con la sub’21 se sumó la lesión de Marino en un dedo, por lo que el Amore se presentó ayer al partido con un solo portero. En concreto, un Jonmi Magunagoitia que, de todos modos, valió sin duda por dos.

SD AMOREBIETA: Magunagoitia, Álvaro Núñez (Jorge Mier, 84′), Manu Hernando, Gayá, Félix Garreta, Lasure, Sibo, Carbonell, Dorrio (Quintero, 84′), Morci (Edwards, 59′) y Avilés (Jauregi, 76′).

CD TENERIFE: Juan Soriano, Aitor Buñuel (Jesús, 67′), Sergio González (Spicic, 71′), Amo, Nacho, Loïc (Elady, 46′), Alex Corredera, Aitor Sanz, Teto (Álvaro, 67′), Ángel, Enric Gallego (Alassan, 46′).

Goles: 1-0 (Núñez, 27′), 2-0 (Avilés, 58′).

Árbitro: Salvador Lax Franco (Colegio murciano). Expulsó con roja directa a Sibo (47′) y al visitante Elady, con doble amarilla (87′). Además, amonestó a Erik Morán y Núñez (Amorebieta) y a Gallego y Amo (Tenerife).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *