Última hora

El III Concurso de Pintxo Vegano del Casco Viejo de Bilbao premia sus tres ganadores

La Ruda, Toma y Daka y Sorginzulo han resultado ganadores de la tercera edición de este certamen gastronómico
El III Concurso de Pintxo Vegano del Casco Viejo de Bilbao premia sus tres ganadores
Entrega de premios / Asociación del Casco Viejo de Bilbao

Los bares La Ruda, Toma y Daka y Sorginzulo han resultado ganadores del III Concurso de Pintxo Vegano del Casco Viejo, certamen gastronómico organizado por la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo. El palmarés ha sido dado a conocer este viernes tras la celebración del certamen durante este mes de noviembre y la participación de un total de 17 bares y restaurantes.

El pintxo ganador, de La Ruda, situado en la Plaza Unamuno, es una fajita de verduras que demuestra, a juicio del jurado, que la cocina vegana «no tiene por qué ser complicada». Con este concurso gastronómico, la asociación quiso dar, con su implantación, respuesta al creciente fenómeno ‘veggie’, cada vez más frecuente en las barras y mesas del Casco Viejo de Bilbao.

Los galardones, incluida la txapela para el premio Zazpikaleak, se han entregado esta mañana en un acto celebrado en la Plaza Unamuno que ha reunido a numerosos comerciantes y hosteleros, miembros de Bilbao Ekintza y Bilbao Dendak. Además, también se ha hecho entrega de una cena para dos personas, fruto del sorteo al que entró el público al votar por sus pintxos favoritos.

La del Casco Viejo es la primera asociación comercial de Bilbao que organiza un concurso de pintxos veganos, si bien los locales hosteleros del corazón de la Villa vienen años trabajando en pintxos innovadores y variados, tanto en recetas como alimentos, y así lo han demostrado en los diferentes certámenes celebrados en los últimos años.

La fajita ganadora

El pintxo ganador, del bar La Ruda, es una fajita, con verduras salteadas y tofu crujiente y mahonesa oriental, un bocado «sencillo», a juicio del jurado, «que demuestra que la cocina vegana no tiene por qué ser complicada». El segundo premio, obtenido por el Toma y Daka, es una focaccia con paté de hongos, emulsión de tomate almendra y remolacha, además de tomate cherry asado y verduras de temporada salteadas.

Por último, el premio del público ha ido a parar al bar Sorginzulo de la Plaza Nueva, con un pintxo compuesto de un pan frito, relleno de verduras salteadas, teja crujiente de tomate, esferas de guisantes y crema de coliflor a la brasa. El jurado que ha decidido los galardones ha estado formado por gastrónomos, instagramers del mundo ‘veggie’, cocineros, periodistas y miembros de las entidades patrocinadoras. Ellos han sido quienes han otorgado los dos primeros premios, tras valorar el sabor, la presentación y el equilibrio de los pintxos. El jurado alabó el trabajo de los cocineros y destacó la calidad de los productos y la innovación en las recetas.

El público, por su parte, ha valorado las mismas cualidades de los pintxos a través de las papeletas de voto disponibles en los locales participantes. Unas 3.000 personas han entregado su voto en las dos semanas que ha durado el certamen gastronómico. Durante el acto, el presidente de la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo, Luis Arbiol, ha destacado que «la hostelería del Casco Viejo está asociada con la innovación, el producto cercano, y también con la variedad, con saber atender a todo tipo de público; algo que este concurso pone en valor todo ello».

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *