Última hora

La cooperativa de ambulancias La Pau condena las amenazas a representantes sindicales

Pide a los sindicatos "que condenen, de manera clara y contundente", los "actos vandálicos" contra las 230 ambulancias desde septiembre
La cooperativa de ambulancias La Pau condena las amenazas a representantes sindicales
Grup La Pau, adjudicataria del servicio de transporte sanitario no urgente en Euskadi / Grup La Pau

La cooperativa de ambulancias La Pau ha condenado «de manera rotunda» las amenazas a representantes sindicales, que estos han denunciado en las últimas horas, y ha advertido de que no se puede «sembrar la duda» de que «pueda estar relacionada con estos lamentables hechos». Además, ha exigido a los sindicatos «que condenen, de manera clara y contundente«, los «actos vandálicos» contra las 230 ambulancias desde septiembre.

La Pau se ha pronunciado de esta forma después de que ESK haya denunciado «el acoso al que se ha visto sometido» su delegado sindical en Ambulancias La Pau por la aparición de un pasquín junto a su domicilio que le acusa de «pinchar ambulancias». Para el sindicato, estos hechos son «un ataque directo a la libertad de acción sindical», así como un «intento directo de amedrentar la labor de ESK en Ambulancias La Pau».

Ataques contra la libertad sindical

En un comunicado, la empresa adjudicataria en Bizkaia y Álava del servicio de ambulancias de Osakidetza ha advertido de que «no se pueden permitir ataques contra la libertad sindical» y la «labor legítima y constitucional» de los representantes de los trabajadores, pero «tampoco sembrar la duda de que la cooperativa pueda estar relacionada con estos lamentables hechos».

Además, la cooperativa ha pedido a los sindicatos «que condenen, de manera clara y contundente, sin buscar otros pretextos, los actos vandálicos contra las 230 ambulancias saboteadas desde septiembre», así como «las amenazas, insultos, presiones y coacciones ejercidas contra sus compañeros trabajadores y trabajadoras, además de las acciones salvajes contra sus vehículos particulares».

Además, La Pau ha celebrado que «por fin», los representantes sindicales «hayan condenado el sabotaje de la ambulancia que acudía a prestar asistencia a una paciente en parada cardiorrespiratoria en Bermeo, y que, desgraciadamente, falleció».

En este sentido, ha recordado que «lleva desde septiembre instando a los sindicatos a que condenaran los sabotajes contra las ambulancias», como «incendios, pintadas, roturas de lunas, cinturones de seguridad cortados y pinchazos a las ruedas«, que «ponen en peligro a pacientes y provocan otros problemas para asistir a diálisis, quimioterapia, radioterapia o diagnosis».

Condena enérgica

La Pau ha vuelto a pedir a los sindicatos que «condenen enérgicamente y sin ambages estas acciones vandálicas», que «únicamente perjudican a los pacientes y ponen en peligro su salud e incluso su vida –cada ambulancia que es saboteada son retrasos y problemas para los pacientes–, a la vez que ponen en peligro a los propios trabajadores y trabajadoras».

La cooperativa ha reiterado su llamamiento a los representantes de los trabajadores «a dialogar de una manera constructiva que pueda conducir a un acuerdo en la mesa de negociación del segundo convenio colectivo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *