LAB denuncia la adjudicación irregular de 8.000.000 euros a contratos menores en Osakidetza

El sindicato ha podido detectar y demostrar irregularidades en las adjudicaciones de obras en el servicio público de salud de la CAV
LAB denuncia la adjudicación irregular de 8.000.000 euros a contratos menores en Osakidetza

LAB ha podido detectar y demostrar irregularidades en las adjudicaciones de obras en el servicio público de salud de la CAV. El análisis de los procedimientos de adjudicación de contratos menores menores realizados en 2022 ha arrojado una conclusión clara: se han adjudicado 8.000.000 de euros por procedimientos de contratación ilegales.

La coordinadora general de LAB, Garbiñe Araburu, ha afirmado que «con las conductas inadecuadas e irregularidades en la trayectoria de Osakidetza se puede escribir un gran libro». En esta ocasión también se trata de una práctica generalizada, ya que tanto en OSIs de Araba, Gipuzkoa y Bizkaia, se han detectado casos por parte de LAB. Las OSIs más afectadas son dos: la OSI de Araba y el Hospital de Cruces.

En total son más de 380 los contratos (381 en concreto) que deberían haber sido objeto de concurso público y que no han salido (anexo adjunto) y han sido en total 8.000.000 de euros los entregados directamente a determinadas empresas.

Resumen de contratos menores que han sido fraccionados de una u otra manera:

En qué se basan las prácticas irregulares

El representante de LAB en Osakidetza, Jesús Oñate, ha concretado las explicaciones: «Si se superan las cifras establecidas en los contratos menores de obras, servicios y suministros, hay que convocar un concurso público. Fraccionando las cantidades a adjudicar, evitan sacar a concurso los trabajos. Esto tiene dos consecuencias: pueden entregar directamente el contrato a la empresa que quieran y se evita la competencia entre empresas encareciendo los contratos. Este procedimiento ilegal de contratación facilita y agiliza la labor de contratación, pero es totalmente ilegal y además pone bajo sospecha la relación entre las empresas contratadas directamente y los directivos y responsables de las OSI salpicadas».

Para cometer el fraude se han utilizado diferentes medios: fraccionamiento de contratos y obras; división de la obra en gremios; tramitar contratos de servicios como obras; contratación de empresas de distinto nombre con idéntico propietario, para el mismo deber; contratación sucesiva de contratos con el mismo objeto, etc.

Puedes leer los datos al completo aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *