Bizkaia

Empleados de Correos en Bizkaia denuncian condiciones «miserables»

Convocan seis días de paros parciales y denuncian el "preocupante estado" en unidades de reparto, con "miles de notificaciones acumuladas"
Empleados de Correos en Bizkaia denuncian condiciones «miserables»
Concentración de trabajadores de Correos ante la sede central de Bilbao / EUROPA PRESS
Banner de Restaurante Larruzz en Bilbao

Trabajadores de Correos en Bizkaia se han concentrado este lunes ante la central de Bilbao, coincidiendo con el inicio de los paros parciales convocados por el comité de empresa y la junta de personal, para denunciar el recorte «encubierto» de la plantilla y las condiciones «miserables» de trabajo que sufren, por la «falta de organización y de voluntad» de la dirección para mantener «unas condiciones dignas» en la empresa pública «más grande del Estado».

Los sindicatos CCOO, ESK, CSIF, LAB, UGT y ELA de Correos han convocado paros parciales de cuatro horas este lunes, mañana y el miércoles y los días 2, 3 y 4 de abril para denunciar «la falta de cobertura de los puestos de trabajo», reclamar «condiciones dignas» para toda la plantilla, defender un servicio postal público de «calidad» y demandar el cumplimiento del servicio postal universal.

Con estas movilizaciones, la plantilla de Correos en Bizkaia quiere dar a conocer el «preocupante estado» en el que se encuentran las unidades de reparto, «a las puertas» de las elecciones vascas en abril y de los comicios europeos en junio, y reclamar condiciones «dignas» para toda la plantilla.

Durante la concentración de este lunes en Bilbao, la portavoz del comité de empresa Isabel Castro ha advertido que la plantilla «no puede más» porque «no puede ser que se pretenda hacer el trabajo de tres personas con una».

Según ha dicho, en la mayoría de las unidades de reparto de Bizkaia «la plantilla está por debajo del 50% de la establecida», con unas condiciones que se han ido «devaluando» sin que la dirección de Correos responda a sus peticiones de reuniones para abordar la situación.

Castro ha asegurado que la situación en las oficinas «tampoco es mejor», porque «abundan los contratos a cuatro horas» y la carga de trabajo aumenta a las puertas de las elecciones vascas y europeas con el voto por correo.

Desde el comité han señalado que, en esta situación, «la frustración de la plantilla va en aumento al no poder entregar todos los envíos por falta de tiempo y tener que priorizar unos objetos sobre otros, sin tener en cuenta la importancia del envío, sino su rentabilidad económica». Según han denunciado, «la tendencia es priorizar la función comercial antes que dar un buen servicio a la ciudadanía».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *