Aburto no cree «justa» la huelga de Bilbobus y pide valorar la propuesta de la empresa

El Ayuntamiento plantea rescindir el contrato actual "por incumplimiento contractual no culpable" en base a la Ley de contrataciones públicas
Aburto no cree «justa» la huelga de Bilbobus y pide valorar la propuesta de la empresa
Banner de Euskal Eskola Publikoaren Jaia en Bilbao

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, cree que la huelga en Bilbobus «no es justa» y ha señalado que la concesionaria está negociando «con conocimiento» del Ayuntamiento «una propuesta muy concreta y nada desdeñable que debiera ser valorada por los trabajadores», al tiempo que ha explicado que la salida por la que ha optado el Consistorio es la resolución del contrato «por incumplimiento contractual no culpable».

El pleno ordinario de este jueves ha debatido una moción del PP relativa al conflicto laboral de Bilbobus, tras lo cual ha salido adelante una enmienda de modificación de PNV y PSE en la que se insta al equipo de gobierno a continuar trabajando para alcanzar una solución que cuente con las garantías legales y satisfaga a las partes involucradas permitiendo el normal funcionamiento del servicio de Bilbobus.

En la defensa de su moción, el concejal del PP Ángel Rodrigo ha mostrado, en primer lugar, su solidaridad con los trabajadores de Bilbobus y con «los miles de ciudadanos que se han visto afectados por las consecuencias de este conflicto».

Tras remarcar que «no tomar una decisión en sí misma también es una decisión», ha advertido que «años de conflicto, de inacción y de mirar para otro también tienen sus consecuencias». «Decidirse o no decidirse tiene consecuencias y algunas graves», ha reiterado para criticar la actitud «inane» con la que ha actuado el gobierno municipal.

Una actitud, ha censurado además, que «ha desembocado en una huelga sin precedentes, donde los ciudadanos están siendo los grandes perjudicados por ello».

En ese sentido, ha considerado «vital escuchar y ser conscientes de lo que nos están pidiendo a los responsables políticos de este ayuntamiento los trabajadores del Bilbobus: un último empujón para desencallar este conflicto y que se alcance una solución cuanto antes».

A su entender, la situación «podría haberse reconducido hace mucho tiempo». Según ha señalado, cuando existe un conflicto entre diferentes partes «ambas saben que tienen que ceder para lograr una solución que se satisfaga a todas las partes», pero, según ha advertido, «lo que no es aceptable es que este equipo de gobierno este buscando no solo no perder plumas, sino desplumar a los trabajadores».

Ante la intención de resolver el contrato actual anunciada por el gobierno municipal, Rodrigo ha considerado que se busca que los trabajadores «negocien en extremis con la empresa antes de que se inicie el proceso, que llevará mucho tiempo».

«Este conflicto se podría haber resuelto si de verdad hubiera existido voluntad. Si un alcalde de Bilbao quiere, mañana cambia el sentido de la corriente de la ría», ha asegurado, para insistir en que «en este conflicto ha faltado voluntad política y también capacidad para resolverlo».

La portavoz de Elkarrekin Bilbao, Ana Viñals, ha reconocido que no es un conflicto «fácil de resolver», ha afirmado que son «incontables los incumplimientos» de la concesionaria Alsa-Transitia y ha preguntado al gobierno municipal «por qué han esperado tanto a intervenir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *