Diputación trabaja para derivar a menores problemáticos del centro de Sopuerta

Con el fin de "reconducir la situación" debido a que "algunos menores tienen unos trastornos de conducta complicados"
Diputación trabaja para derivar a menores problemáticos del centro de Sopuerta
Banner de Remica en Bilbao

La Diputación de Bizkaia ha insistido en que hace «una valoración positiva» del centro de menores de Sopuerta y, si bien ha admitido que «ha habido algunos menores que tienen unos trastornos de conducta complicados», ha explicado que se trabaja para «reconducir la situación y derivarles a recursos que les van a brindar una atención más especializada».

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno foral, la diputada de Acción Social de Bizkaia, Amaia Antxustegi, ha eludido, al ser preguntada por la situación en este recurso de Sopuerta, «entrar en valoraciones» al tratarse de «un colectivo en desprotección», al que la Diputación tiene que «garantizar su bienestar y su seguridad».

La diputada de Acción Social ha admitido que no se «puede negar que ha habido algunos menores que tienen unos trastornos de conducta complicados», pero ha subrayado que se trabaja para «reconducir la situación y derivarles a recursos que les van a brindar una atención más especializada».

Antxustegi ha valorado «la coordinación» tanto con el equipo educativo del centro como con el Ayuntamiento de Sopuerta, que están «volcados», junto con la Diputación, en «ofrecerles alternativas a la incorporación socioeducativa» de estos menores sin referentes familiares.

También ha felicitado al pueblo de Sopuerta por «la acogida que han dispensado a los menores recién llegados a la vida comunitaria del pueblo», ya que le consta que «están siendo recibidos de forma positiva y que los vecinos y vecinas del municipio les están ayudando a integrarse en su comunidad».

Por todo ello, ha reiterado que la Diputación hace «una valoración positiva» del recurso del Sopuerta porque se ve «una evolución positiva» y una «implicación de los menores que están allí, que están muy dispuestos a integrarse y con ganas de formarse».

Tras realizar «un llamamiento a la mesura y a la responsabilidad colectiva» en las manifestaciones sobre el centro, ha asegurado también que la coordinación con la Ertzaintza es «satisfactoria» y se da una colaboración «siempre pedagógica». Según ha precisado en alusión a algunas informaciones publicadas, no hay «entradas ni salidas indiscriminadas».

La diputada ha asegurado, asimismo, que «no hay constancia de incidentes o agresiones» a profesionales sanitarios, ni de que haya habido «negativa alguna», por su parte, a prestar la atención que se les ha requerido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *