Norman Foster supervisa las obras de remodelación del Museo de Bellas Artes de Bilbao

Ha estado acompañado por el alcalde de Bilbao y por el arquitecto del proyecto, Luis María Uriarte
Norman Foster supervisa las obras de remodelación del Museo de Bellas Artes de Bilbao
Banner de Cáritas Bizkaia en Bilbao

El arquitecto Norman Foster ha visitado (de forma breve) las obras que se están llevando a cabo en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. El encuentro se ha realizado sobre las 9:30 de esta mañana, cuando se ha realizado la visita de obra a la ampliación «Agravitas» del Museo, de la cuál el arquitecto es responsable.

Foster ha podido comprobar de primera mano los avances en la colocación de las celosías principales de la ampliación. Estas celosías, o «pop-ups», recubrirán todo el esqueleto de metal que se ha instalado en la Fase 1 de la ampliación. Ha examinado los prototipos de los mismos y sus materiales, tanto el aluminio como el vidrio de la estructura.

En la visita, ha estado acompañado por el alcalde de Bilbao y presidente de la Fundación Museo de Bellas Artes, Juan Mari Aburto; Luis María Uriarte, arquitecto responsable de proyecto, y Miguel Zugaza, director del Museo.

Desde la colocación, el pasado 19 de enero, del primer pilar en ‘V’ de la estructura de la ampliación, el museo ha finalizado ya el montaje de los pilares del volumen de la ampliación, ya visibles, integrados por dos alineaciones de tres soportes tubulares en V de 12 metros de longitud.

Sobre ellos se instalaron las primeras líneas de apoyo de la estructura horizontal donde se están colocando las tres celosías principales de acero de alta resistencia, de 55 metros de longitud y 87 toneladas. Primero se están instalando las celosías de sur a norte y, sucesivamente, se acometerá la colocación de las secundarias, que constituirán «la estructura principal del nivel inferior de la ampliación y del piso del nivel superior».

En su momento, el Museo aseguró que «uno de los retos» de la obra es su ejecución «sin afectar ni a los edificios existentes ni al arbolado del parque». Para ello, todas las operaciones se están realizando con grúas de gran tonelaje, de entre 800 y 600 toneladas, que permiten elevar las estructuras metálicas completas sin apoyos provisionales intermedios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *