Seis puntos para el sobresaliente

Los leones necesitan dos victorias como mucho para certificar la quinta plaza
Seis puntos para el sobresaliente
Nico Williams ante Osasuna en San Mamés / Athletic Club
Banner de BBVA en Bilbao

La Liga va tocando a su fin y el Athletic sigue compitiendo a pesar de tener la temporada amortizada con el título de Copa en el museo y la clasificación europea asegurada. Otros años hemos denunciado que el equipo se había dejado ir en las últimas jornadas, con menor motivo porque no habían logrado nada, y en esta ocasión se están mostrando ambiciosos sobre el verde.

La sufrida victoria en Getafe consolida la quinta posición y les permite mantener una pequeña esperanza de Champions, aunque a mí no me salen las cuentas para alcanzar la cuarta plaza. Los de Valverde deberían hacer pleno en las cuatro últimas jornadas y que los colchoneros perdieran dos. Sinceramente no lo veo, pero todo puede pasar.

Calendario

El Athletic recibe este sábado a Osasuna, viaja a Vigo el miércoles y los siguientes dos fines de semana espera al Sevilla y coge el avión a Vallecas. No es un calendario especialmente complicado, pero tampoco creo que a estas alturas esté nadie para hacer un pleno de puntos y más si Celta o Rayo aún necesitaran algo.

El equipo de Simeone jugará en casa contra Celta y Osasuna y se desplazará a Getafe y Donostia para medirse a la Real Sociedad. Tampoco parece excesivamente difícil para soñar con muchos tropiezos del rival. Por esta razón creo que el objetivo mínimo ahora mismo es sumar seis puntos para certificar la quinta plaza del campeonato.

Sacar la mitad de los puntos que quedan en juego no parece una exigencia mayor para un equipo comprometido que sigue teniendo pegada. Puede necesitar incluso menos en función de lo que haga la Real, que visita al Barca, recibe al Valencia, viajará al Villamarín en plena lucha continental con el Betis y acaba recibiendo al Atlético de Madrid.

Imagen histórica en San Mamés

Llevamos toda la temporada encendiendo velas a la ‘Amatxu’ de Begoña para que hubiera siempre dos centrales disponibles para Valverde y tapar así el agujero que arrastra el equipo en esa posición. La mala planificación deportiva en ese puesto ha salido indemne por la fortuna y el tesón de Vivian y Paredes.

Para recibir este sábado a Osasuna, ‘Txingurri’ tendrá que inventarse algo tras las expulsiones de Yeray y Paredes en Getafe. Lo primero será cruzar los dedos para que Vivian se pueda recuperar y luego ya tocará buscar un acompañante. Sigo pensando que en un club de cantera lo normal es poner a un jugador específico del filial, recién ascendido a Primera Federación, que conozca la posición, aunque le falten horas de vuelo. Algún día tiene que ser el primero.

El derbi ante los rojillos tiene el morbo de los banquillos. Con Valverde y Arrasate expulsados, serán Jon Aspiazu y Bittor Alkiza quienes dirijan desde la zona técnica a sus jugadores con la intervención telemática de sus ‘jefes’ alojados en algún palco de La Catedral. Una curiosa imagen que seguro no se ha dado nunca en el nuevo estadio rojiblanco, puede que nunca en la historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *