Bilbao estudiará alternativas de ubicación de nuevas playas verdes

Busca llegar a todos los distritos posibles en 2025
Bilbao estudiará alternativas de ubicación de nuevas playas verdes
Banner de Remica en Bilbao

El Ayuntamiento de Bilbao estudiará diferentes alternativas de ubicación de nuevas playas verdes para llegar al máximo de distritos de la ciudad, comprometiéndose a su puesta en marcha el próximo verano de 2025.

Este compromiso se recoge en la enmienda transaccionada entre el equipo de gobierno (PNV y PSE) y EH Bildu, a raíz de una propuesta de la formación soberanista, aprobada en el pleno de este jueves.

En concreto, en la iniciativa acordada entre los tres grupos municipales, se insta al ejecutivo local a estudiar diferentes alternativas de ubicación de las denominadas «Playas Verdes», para llegar al máximo de distritos de la ciudad en los que sea posible su implantación, comprometiéndose a su puesta en servicio en el próximo verano del año 2025, sumándose a los ya existentes.

La concejala de EH Bildu, Garazi Perea, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo alcanzado, ya que contribuirá a lograr «una ciudad más habitable, permitiendo que los bilbaínos puedan disfrutar de estos espacios cerca de sus casas».

Perea ha recordado que en junio de 2020, a iniciativa de EH Bildu, el Ayuntamiento de Bilbao habilitó cuatro playas verdes en Bilbao, en la ladera del monte Arraiz, en Iturrigorri-Peñascal, en el Parque Etxebarria y otro en Ibaieder, en la Peña.

Ha añadido que, si bien estos espacios se habilitaron en el contexto del covid, el tiempo ha demostrado que han tenido una «muy buena acogida» al ofrecer «una alternativa de ocio saludable al aire libre a toda la población y familias en general y a niños y niñas y personas mayores en particular», por lo que EH Bildu ha solicitado que se amplíen a todos los distritos.

Perea ha afirmado que la «crisis climática nos obliga a repensar la ciudad y nuestras necesidades» y los «cambios son necesarios para adaptarnos a las nuevas condiciones climáticas y mejorar nuestra calidad de vida en medida de lo posible».

«Tenemos que ir creando un Bilbao que pueda enfrentarse a los desafíos del cambio climático y promover un desarrollo urbano más equilibrado y sostenible», ha añadido.

DEMANDA DE LA CIUADANÍA

En ese sentido, ha considerado que las playas verdes «son una herramienta en esa dirección» y ha añadido que la creación de estos espacios, con zonas de sombra y agua, «además de una necesidad ambiental, es también una demanda de la ciudadanía, que busca un entorno más habitable y sostenible».

«Las que vivimos en la ciudad queremos espacios públicos de calidad, amplios, sostenibles, cerca de casa, por lo que el acuerdo alcanzado hoy es una buena noticia que contribuirá al bienestar de todos los bilbaínos y a dar pasos hacia un Bilbao más sostenible», ha concluido.

Por su parte, el concejal de Obras Públicas y Servicios, Kepa Odriozola, ha señalado que para habilitar estos espacios de esparcimiento «hace falta sombra y agua para la instalación de duchas para que la gente se pueda refrescar».

En ese sentido, ha anunciado la colocación de unas 140 hamacas, al tiempo que ha precisado que «hay algunas cosas que están encaminadas y otras hay que definirlas, porque hay que concretar los espacios y aportar todos los servicios para que la gente pueda disfrutar de estos espacios con unas condiciones mínimas de higiene».

Odriozola ha destacado que en las actuales playas verdes ubicadas en el monte Arraiz y los parques de San Antonio, Etxebarria e Ibaider se han instalado 25 duchas, ocho fuentes, 66 hamacas y 14 baños públicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *