Zona de bajas emisiones de Bilbao: "Genera una ciudad segregada en nombre de la crisis climática"

Ekologistak Martxan alerta del "efecto rebote" que provocará este proyecto y recuerda el caso de Pontevedra

Podcast Bilbao

Zona de bajas emisiones de Bilbao: «Genera una ciudad segregada en nombre de la crisis climática»

Banner de Residencia Begoñako Ama en Bilbao

Ante la decisión tomada por la junta de Gobierno municipal de Bilbao del proyecto de ordenanza que gestionará las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), tal como exige la UE, para aquellas ciudades que tengan una población superior a 50.000 habitantes, se ha generado un importante revuelo. El objetivo de dicha medida es reducir las emisiones derivadas de la movilidad. Para ello se solicita la implantación de áreas específicas en la ciudad, en las cuales se busca disminuir el tráfico rodado más contaminante. Desde Ekologistak Martxan han analizado este proyecto. Hablamos con Enrique Antolin, de la comisión de transporte.

Se delimita a las zonas de Indautxu, Abando y Abandoibarra por ser los barrios que más vehículos que más tráfico de paso atraen. Los únicos vehículos que podrán acceder a dichas zonas serán aquellos con la categoría ambiental C, ECO o Cero Emisiones. Por su parte, los vehículos con categoría B (contaminantes) y los categoría A (gran contaminante) tendrán el acceso restringido. Cabe recordar que cerca del 50 % de los vehículos que circulan por Bilbao tienen categoría A (grandes contaminantes), o B (contaminante). La regulación será aplicable los días laborables, de lunes a viernes, de 7.00 a 20.00 horas. Desde la asociación han extraído cinco reflexiones:

Rentas familiares y acotamiento de las zonas

Las zonas que se han limitado como Zonas de Bajas Emisiones son las zonas de Abando, Indautxu y AbandoIbarra. Son las zonas con las mayores rentas familiares anuales de Bilbao, 85.945 euros y 76.661 euros. El promedio en Bilbao es de 47.021 euros (27 de los 37 barrios de Bilbao están por debajo de dicha media). Si bien son zonas con las emisiones más altas (nos falta ver el informe si son zonas o calles concretas), lo que se está ofertando es un espacio con menos ruido y de mayor calidad ambiental para unos residentes con rentas medias -altas. Los residentes no se ven afectados por estas medidas.

El efecto rebote

Esto puede ocurrir cuando la restricción del tráfico en la zona de bajas emisiones conlleva el desplazamiento del mismo tráfico al entorno circundante, y por tanto, no supone un impacto positivo más allá de la zona de bajas emisiones. Por ejemplo, nos podemos encontrar un incremento del tráfico en la plaza de Zabalburu, en la calle Autonomía, Campo Volantín… La paradoja es que podemos reducir las emisiones en el área central de la ciudad e incrementarlas en las calles colindantes. A falta de conocer de forma más detallada los informes sobre los que se sustenta la limitación de las zonas, creemos que este puede ser un problema importante.

Un excesivo tiempo para su implantación

Creemos que llevar su plena ampliación hasta el 2029 es excesivamente largo. No nos queda claro (esperamos que en la aprobación provisional de la ordenanza quede más claro), las progresivas fases y contenidos de la misma para su plena aplicación.

Un periodo de transición para una progresiva implantación al conjunto de la ciudad

Las ventajas derivadas de la progresiva implantación de las ZBE (calidad de vida, ruido….), tienen que irse progresivamente implementando en conjunto de la ciudad. Es la mejor forma de ir aplicando las políticas redistributivas derivadas de una ciudad más sostenible y no limitarse a determinadas zonas.

Otras experiencias son posibles: el caso de Pontevedra

Siendo consciente de los avances importantes que ha experimentado la ciudad de Bilbao, para el desarrollo de una movilidad sostenible, hay experiencias que creemos que nos pueden servir de modelo, como es el caso de Pontevedra. Pontevedra redujo entre 1999 y 2015 el 53% del tráfico en el conjunto de la ciudad y el 77% en el anillo interior. Sin desarrollar etiquetas ambientales en los coches, ni cámaras de control de matrículas, ni necesidad de desechar unos coches por otros más nuevos. La estrategia se ha basado en reducir el uso del coche en la ciudad, en peatonalizarla y en el desarrollo del transporte público. Creemos que el desarrollo de un anteproyecto de ordenanza, en el que se aborden las Zonas de Bajas Emisiones para Bilbao es bueno. Pero también creemos, que es el principio para una progresiva descarbonización de la ciudad. Todavía queda un importante recorrido.


Si te gusta EgunOn Magazine, suscríbete en nuestros canales de podcast:

Y sigue a Radio Popular en las redes sociales:

  • Sigue todas las noticias de Bilbao y Bizkaia en nuestro Facebook
  • Conoce la radio desde dentro en nuestro Instagram
  • Los titulares y los bacalaos del Athletic al minuto en X
  • Revive los mejores bacalaos en YouTube
  • Recibe las actualizaciones de nuestra programación y nuestras noticias en nuestro canal de Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *