Bizkaia

"Hay que intentar controlar la situación porque están en juego la salud y la economía" Juan Mari Aburto, alcalde de Bilbao

Banner de Ventanas Aguirre en Bilbao

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha comentado que estamos ante una situación muy preocupante que llega a afectarnos incluso en el ánimo. Del mismo modo ha destacado que hay una vinculación directa entre la situación sanitaria y la situación económica. Cuando a consecuencia de la pandemia todo se cerró, en la economía tuvo unas consecuencias dramáticas en miles de farmilias que pierden su empleo, su modo de vida y que les sume en una situación de enorme incertidumbre. Hay que intentar controlar la situación porque están en juego la salud y la economía y no se puede decir que prime una sobre la otra, por que las dos están interrelacionadas. También ha señalado que debemos ser responsables porque esto no depende de las instituciones sino de que cumplamos las medidas sanitarias que las autoridades nos están imponiendo. Si somos capaces de hacer eso la economía va a ir mejorando.
En cuanto al ocio nocturno, en una reunión de alcaldes y alcaldesas contemplábamos con preocupación  que muchos de los contagios que teníamos últimamente se estaban produciendo en locales de ocio nocturno, donde se produce una cierta relajación. No podemos permitirnos que puedan darse episodios de transmisión comunitaria y por eso abogábamos por restricciones. Ante la posibilidad de que esa diversión pase de los locales a la calle, Aburto ha enviado, sin estigmatizaciones, un mensaje a los jóvenes indicándoles que no sólo hay que evitar los botellones por las molestias que generan sino porque está en juego la salud.
También ha indicado que en estos tiempos de pandemia se toman decisiones en un cierto clima de incertidumbre. Ha recordado qeu en el ámbito del comercio y la hostelería en Bilbao hay 21.000 empleos y debemos intentar, en la medida de lo posible, evitar la pérdida de puestos de trabajo. Y considerando que era mejor estar al aire libre que en locales cerrados se ha permitido la ampliación de las terrazas que según ha señalado han ocupado 346 plazas de aparcamiento. Hay que buscar un equilibrio entre el descanso de los vecinos y un sector, el de la hostelería, que genera 21000 puestos de trabajo en Bilbao.